¿Cuándo ejercitaste la última vez tus buenos pensamientos?

PUNTUAL

Conocer a una persona no es difícil, porque cómo piensas eres y cómo te expresas configuras tu entorno.

Pareciera simple, pero no lo es tanto. A propósito, las siguientes ideas.

Veamos estos puntos en el tiempo, lo que pasó ayer, lo que pasa ahora y lo que pasará mañana.

De lo pasado, ahí que quede. Bueno, malo o como sea, es de cada quien. Del presente, esto si que nos debe importar. Porque es lo único que tenemos y por lo que vale la pena cualquier lucha. Del mañana nadie sabe, eso sí, tenemos que estar listos para cuando llegue, en todos los ámbitos, pero, especialmente en lo espiritual porque tiene que ver con la eternidad.

Fíjate en algo, antes de querer conocer a alguien, conócete a ti mismo. Conocerse es mejor en soledad, en silencio, hacerse una mirada hacia adentro, mirarse en el espejo del alma (mente, voluntad y sentimientos). Muchas veces creemos que la gente es de tal manera porque nosotros así pensamos.

Si pienso que todo es un caos, a lo mejor soy un caos. Claro, una cosa diferente es el juicio, raciocinio o conjeturas por las evidencias, por lo que se ve o demuestra. Pero mucho de lo que sabemos o entendemos es subjetivo.

Como pensamos somos, como pensamos actuamos y lo relevante, como creemos se nos hace.

Por qué traigo esto a colación, porque en estos tiempos hay mucha incertidumbre, hay muchas dudas, quizá nunca habíamos pensado tanto en el presento y en el futuro como ahora.

Por eso debemos cuidar nuestros pensamientos, porque nos mueven, porque nos conducen, nos destruyen o reafirman. Hay mucha gente que ya fracasó porque dicen que de esta no salen; mientras hay otros que aseguran que detrás de la tormenta viene la calma, pero que esa calma les devolverá todo.

Cuando hay gente muy negativa lo mejor es cambiarles el tema o no estar con ellos, porque es como un virus, se pega.

Debemos entrenar nuestros pensamientos, así como nos ejercitamos para tener buenos músculos, debemos ejercitarnos para estar en modo positivo.

Los pensamientos también se alimentan. Debemos consumir buenos pensamientos para compartirlos y multiplicarlos. Como somos seres humanos, nunca va a faltar algo negativo, pero cuando llegue, la fuerza de lo positivo domine.

No pensemos por los demás, es decir, no supongamos. Una tarea para todos, incluyéndome. Cómo pienso yo, es asunto mío, es mi problema; resuelve tú, tu forma de pensar.  

Más del 70% no está feliz con el trabajo que le da de comer

PUNTUAL

Esta pandemia también está provocado el despertar de muchas personas. En realidad, la mayoría no extraña su trabajo, hasta antes del 13 de marzo del 2020, sino que le hace falta la rutina.

Iba y venía, cobraba y vivía. Lo que les hace falta a otros es el sustento, porque perdieron ese empleo. Quienes perdieron su espacio tienen una nueva oportunidad, mejor que la anterior. Y lo que conservan su trabajo, que repiensen lo que vienen haciendo.

A nivel mundial, no solo en nuestro medio, se estima que siete de cada 10 personas no están felices con lo que hacen a pesar de que con ello comen y sustenta a sus familias.

Ese dato es muy triste, de verdad, porque quiere decir que son muertos que todavía caminan y hacen presencia donde los necesitan.

Hay un relato que dice: qué pasaría si un día mueres, en tu lugar de trabajo qué dirían, unos lo lamentarían, otros como si nada hubiera pasado. Al paso de los días, tu lugar sería ocupado y así pasa porque la vida sigue sin ti. Es una ley natural.

Por eso, no depende de dónde trabajas o qué haces, sino por qué lo haces y cómo lo haces. Con alegría o solo por compromiso y por el cheque de la quincena.

En estos tiempos medita en algo, no regreses donde estabas si eso no te llena ni te hacía feliz. La pandemia debe ser para revivir y redefinir lo que queremos en la vida.

En realidad, nadie quisiera conscientemente ser uno de los siete, porque la vida se va y llegar a una jubilación por compromiso será la mayor pérdida en esta vida. Hay que renunciar y cambiar para encontrarle sentido a los días.

Valorar la vida no solo es cuidarse, sino que hacer lo que nos place. Gran desafío, pero es posible.

Me alegra ver a desempleados creando emprendimientos o buscando oportunidad donde les gustaría estar. No desgastes tu vida donde no quieres trabajar. Tus potenciales fluirán cuando encuentres lo que estabas buscando, si no lo has encontrado lo sabes y si ya lo encontraste también lo sabes, porque es algo muy personal.  

Despedidas con olor a crisis en los medios tradicionales

María Celeste

PUNTUAL

Dos grandes comunicadoras de la televisión fueron despedidas en las últimas horas. La periodista María Celeste Arrarás de Al Rojo Vivo y la destacada conductora Rashel Díaz del programa Un Nuevo Día. Ambos de la cadena internacional Telemundo.
María Celeste con 20 años en la empresa de comunicación y Rashel con 12. Ambas grandes profesionales.
Pero, la lectura personal es que no es tanto por la pandemia que las despidieron, sino que por una crisis que vienen arrastrando los medios tradicionales, porque las personas ya no ve TV ni oye radio. Ahora la vida se rige por los medios digitales, desde las redes sociales hasta los medios emergentes con grandes audiencias y miles de interacciones.
Todo cambia. Los medios y las plataformas. Lo que no cambia es la experiencia y la esencia de cada persona, por eso me encantan las despedidas de ambas, porque son agradecidas con Telemundo y luego saben que la vida sigue y que vendrán nuevas oportunidades y espacios.
Así se despide María Celeste de esta etapa: “Queridos amigos, con profunda tristeza, quiero informarles que ayer fue mi último día con Al Rojo Vivo y en la pantalla de Telemundo. Esta mañana fui informada por la empresa de que han decidido que el programa tome otro rumbo y que debido a ajustes por la pandemia ya no seré más parte del show. Telemundo ha sido mi casa durante casi 20 años y estoy muy agradecida por la oportunidad que me brindaron de haber podido cubrir grandes eventos noticiosos y de servir a nuestra comunidad hispana por tantos años. Dejo atrás a muchos compañeros queridos que siempre podrán contar con todo mi apoyo. Ni mi pasión por el trabajo, ni mi carrera terminan aquí. Por el contrario, mi compromiso con ustedes continúa tan fuerte como siempre”.
Estas son las emotivas palabras de Rashel, pero lo que más me gusta es su fe: “Hola mi gente hermosa, este mensaje es para confirmarles que sí es cierto lo que han visto publicado, hoy fue mi último día en Un Nuevo Día, perdonen la demora de mi mensaje pero como se pueden imaginar, después que recibí la noticia por parte de Telemundo, mi primer paso fue hablar con mi familia y comunicarles lo que estaba pasando. Saben que siempre he sido muy clara y honesta con ustedes, y esta no será la excepción.
Esta mañana se me informó después del show que debido a ajustes por la pandemia no seguiría en Un Nuevo Día. De mi parte solo tengo palabras de agradecimiento hacia la cadena Telemundo por cada una de las oportunidades que me dieron en estos 12 años que estuve tratando de dar lo mejor de mí cada mañana en Un Nuevo Día. A cada jefe que tuve, a cada productor con el cuál trabajé, cada técnico, cada persona que entrevisté, cada compañero de trabajo con los que compartí… Les digo: Graciaaaassss!!! Me los llevo en mi corazón a todos porque impactaron mi vida de una manera hermosa💛.
Como mujer de Fe que soy, esto lo tomo como un ciclo que termina, pero a la misma vez lo recibo como el gran comienzo de muchos sueños que aún me quedan por cumplir, siempre de la mano de Dios 🙏. ¡Mañana haremos un paseo por mis mejores momentos en el show así que los espero una vez más en la que siempre será mi casa, Un Nuevo Día!”
En la vida ningún puesto es para siempre, solo son experiencias que hay que disfrutar y aprovechar.

Rashel Díaz

¡NO ME OPONGO A LA REACTIVACIÓN DEL TRANSPORTE PÚBLICO!

Por César Pérez Méndez

Los que opinan no saben qué es caminar, tienen carro o moto. La necesidad del transporte es de vida, porque muchos ya no aguantan una quincena más sin ingresos. Y el pinche bono nunca les llegó. Estoy de acuerdo con que se reabran las rutas de buses y microbús, solo que no está de más decir, que sea con todas las medidas, distanciamiento y sanitización al ingresar a cada unidad.

No le tengan miedo al coronavirus, precaución sí. Da más terror el hambre y la pobreza.

Ojalá hubiera un sistema barato de cobro con tarjetas o prepagos por rutas.

Que la crisis sea para mejorar el transporte y el servicio. A partir de ahora las autoridades no deben perder la oportunidad de tener control de las unidades para que sean seguras e higiénicas. Un primer paso es sacar un censo real de empresas y unidades. De adolescente viajaba en camioneta para ir a estudiar. Sé lo que digo.

¿Qué es la nueva normalidad?

POR CÉSAR PÉREZ MÉNDEZ

La nueva normalidad es que hoy en mi cumpleaños el pastel para mis amigos lo meta al congelador y lo saque para el 2021 cuando todo esto pase. ¡No!

La nueva normalidad no son acciones, es una nueva forma de pensar señores.

Hoy en la mañana que hablaba con uno de mis mejores amigos, Hugo Nery, le decía que la nueva normalidad va a ser tomada de muchas maneras, para muchos será el pretexto para seguir en la mediocridad, para otros será no hacer nada y para muchos será la oportunidad del cambio para trascender.

Este término puesto de moda en los últimos días, usado por analistas, economistas y hasta por el gobierno no debe ser malinterpretado.

En serio, la nueva normalidad no es quedarse en casa ni de brazos cruzados. No es usar bozal, perdón, mascarilla. La nueva normalidad no es el distanciamiento social; muchos ya vivían distantes. Ser precavidos es otra cosa. Sin temores, pero prudentes. Acatemos las recomendaciones, pero no nos atemos de brazos y desatemos nuestra mente.

¿Por qué la nueva normalidad? Si nunca fuimos normales. Alguien normal tiene estándares.

Lo que teníamos eran estereotipos, conductas y rutinas; creíamos que normal era ir a la oficina y trabajar hasta muy tarde, tener abierto el negocio hasta las 8 o 9 de la noche, ir a restaurantes o reunirnos con muchas personas. Eso no era normal. Estar muy «ocupados» no es normal, la productividad es diferente.

Lo normal es volver al origen, al principio; comenzar de nuevo. Bajo una nueva forma, bajo un nuevo esquema y especialmente con un nuevo espíritu.

La nueva normalidad está en la mente, muy buena fecha para comenzar, 1 de junio del 2020.

El plan D

POR CÉSAR PÉREZ MÉNDEZ

Si este año, del que llevamos 140 días (64 de ellos en cuarentena), todos teníamos planes de una forma y las cosas están saliendo de otra, o en el peor escenario, no están saliendo, no te preocupes. Hay un nuevo plan.

Estamos en un momento o hemos estado donde tenemos que decidir si hacemos una u otra cosa, y a veces hasta no se sabe por dónde ir.

Ante esto, hay dos socas. Enfocarse y ver o buscar las prioridades. Muchas veces estas prioridades estaban en el plan A, pero ahora podemos tener el plan B, C o D. Estas cosas las debemos ordenar según lo que Dios nos diga por medio de lo que sentimos. Es el Espíritu Santo quien habla cuando sentimos hacer algo y eso es lo que hay que hacer.

Si nuestro plan A era tal cosa en este 2020, quizás Dios lo que quiere es que hagamos el plan D, el plan de Dios.  

En el plan D también hay prioridades. Debemos pedirle a Dios que nos ilumine. No estamos solos en esto. Si hemos aguantado es porque seguiremos aguantando y saldremos de esto.

Yo creo que después, de aquel plan A ni nos recordaremos, porque el plan D será tan bueno que ni lo imaginábamos.  

Xela es

Ciudad de Quetzaltenango. Foto: José Manuel del Busto

Xela es la tierra bendita donde muchos nacieron y donde otros decidieron establecerse porque fueron encantados por sus múltiples características que enamoran.

Xela cuando hace un guiño, enamora para siempre.

Xela es de quien deja el ombligo aquí, pero también de toda alma que la convierte en su patria por voluntad y elección autónoma.

Es un pedacito del cosmos que estando aquí se disfruta y estando lejos se añora como dos enamorados esperando el reencuentro.

Xela es más que la Luna de Xelajú y el aguerrido equipo Superchivo, es una pasión que corre por las venas como ADN que identifica a esta ciudadanía.

Es mucho más que chocolate y shecas, es toda una gastronomía ancestral, como el jocón y el pepián acompañado de tamalitos envueltos en doblador.

Xela es todo lo que queramos porque al final de cuentas solo se explica y entiende al tener el privilegio de estar aquí.

Xela es de quienes la respetamos, cuidamos y trabajamos en ella arduamente y con entusiasmo.

Más que un territorio es un sentimiento, una identidad y una denominación de origen y vecindad.

¡Xela es Xela! Un feliz atípico aniversario de fundación de nuestra emblemática y entrañable tierra hermosa y bendita.

15/5/1824 – 15/5/2020

#Xela496Años

Templo Minerva de Quetzaltenango. Foto: Sebastián Trápaga