Nadie escapa; ¿qué podemos hacer?

Columna del sábado 25 de octubre de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Sólo el presidente venezolano Hugo Chávez cree que la crisis económica internacional no afectará su país; cuando los reportajes muestran que sus gobernados están sumamente preocupados, pues ya se comienza a sentir la problemática.
La situación es peor que un virus, que una plaga, porque nadie escapa. A lo mejor usted, desde aquí, en Xela o cualquier otra parte, lo ha comenzado a percibir, pero no lo encara directamente; por eso mismo, no le ha prestado la debida atención.
Sin embargo, para el caso de los guatemaltecos, la estimación del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, CIEN, es que la crisis económica se va dejar sentir durante los primeros tres meses de 2009.
A todos nos va tocar prepararnos para un escenario complicado que se extenderá por unos dos años.
No se trata que la crisis nos alcance, sino que debemos prepararnos; pensando en esto, recibí ayer un reenvío del gerente de la Cámara de Comercio, filial Quetzaltenango, Álvaro Solís, donde aconsejan personalmente lo siguiente:
– Cuide su trabajo; sea más eficiente, no pierda el tiempo en el Internet.
– Baje el nivel de gastos personales; es importante que revise sus gastos personales y procure apretarse el cinturón: NO gaste en cosas que no sean de primera necesidad.
– Ahorre lo más posible; esto se hace aún más importante por la incertidumbre que existe actualmente.
– Baje sus deudas, sobre todo las que tengan una tasa de interés que no sea fija. Analice la tasa de interés que está pagando por sus deudas.
– Las tarjetas de crédito y las tarjetas de las tiendas son una tentación enorme. No saque nuevas y si puede cancelar algunas hágalo.
– Tenga cuidado con los préstamos a otras personas; si lo llega a hacer pida alguna garantía.
– Manténgase saludable. Las enfermedades cuestan dinero. Pónganse a dieta, baje de peso, haga ejercicio…

PUNTO FINAL. Comente todo esto con su familia; es importante que lo entiendan y apoyen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *