Cada vez más cerca del triunfo

Columna del sábado 1 de noviembre de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Aquí, como si nada estuviera pasando con la economía, la gente sigue comprando a manos llenas; cosa que no sucede en Estados Unidos, donde la población dejó de comprar, desde ve-hículos del año, hasta el cereal para el desayuno.
Eso qué quiere decir, que si los habitantes del país considerado como la primera potencia económica del mundo están pasando penas, mayor preocupación debería ser la nuestra, como residentes de una nación tercermundista.
Por ello, las elecciones para sustituir al presidente George W. Bush, el próximo martes 4 de noviembre, no deben ser desatendidas por nadie.
A mi forma de ver las cosas, -lo dije en este mismo espacio, el pasado 6 de septiembre-, el ganador será el demócrata Barack Obama, sobre el republicano John McCain.
Dicho pronóstico está cada vez más confirmado por las encuestas que dan ventaja de hasta seis puntos del demócrata sobre el continuismo que representa el republicano.
En el fondo, gane quien gane, ninguno representa beneficio directo e indirecto para los guatemaltecos, ni para nuestros parientes y amigos indocumentados radicados allá, una vez el tema migratorio no es prioridad para Obama ni para McCain que, están enfocados en poder ofrecer la mejor propuesta de salida a la crisis económica que no tiene vuelta.
A pesar que en la ciudad de Quetzaltenango ya notamos la baja en los combustibles y sus derivados, ayer, por ejemplo, llené el tanque de mi automóvil con Q250, cuando hasta hace unos días no era con menos de Q300; eso no debe confiarnos y pensar que vienen tiempos mejores, como decía aquel político.
A pesar de lo anterior, ya es oficial que el Producto Interno Bruto, PIB, de EE UU, tuvo una contracción -insuficiencia- de 0.3 por ciento en el tercer trimestre. De esa cuenta, los expertos advierten una recesión que se podría extender hasta el 2010.
Y esa situación, finalmente, golpeará la frágil economía guatemalteca que, de acuerdo con el ministro de Finanzas, Juan Alberto Fuentes Knight, se evidenciará con una baja en las remesas familiares y el turismo, además de una reducción en las exportaciones.

PUNTO FINAL. Entonces, por qué debe ganar Obama, porque no sólo representa el cambio, sino una oportunidad para las minorías, como la que él representa. No es por ninguno de nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *