Se deprimen más en cuarentena quienes no perdonan

Por César Pérez Méndez

En estos 41 días de encierro, aislamiento y cambio de rutinas, hay un grupo que se estresa y se deprime más: son todas aquellas personas que no perdonan.
En este encierro me atrevería a decir que todos hemos orado o rezado, pero mucho es de labios hacia afuera. En una parte de la oración del Padre Nuestro decimos «perdónanos, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden», y muchas veces solo queremos la primera parte de la frase.
La falta de perdón provoca dolor, nos hace insensibles, nos estresa y deprime. Nos hace esclavos. Nos convierte en piedras vivientes.
Perdonar es una decisión.
Hazte un favor, perdona a todos, sea lo que sea que te hayan hecho o dicho; el juicio o la venganza no es tuya. Y comienza contigo, perdónate por no haber perdonado antes o por lo que sientas que te debes pedir perdón, si a ti mismo.
Que esta cuarentena sirva paradójicamente para comenzar a vivir en libertad. Si sientes que no puedes, pide ayuda, solo Dios nos socorre con su gracia y misericordia.
Me encanta creer que El nos hace nuevos en su bondad si se lo pedimos y creemos. ¡Feliz domingo!