Más del 70% no está feliz con el trabajo que le da de comer

PUNTUAL

Esta pandemia también está provocado el despertar de muchas personas. En realidad, la mayoría no extraña su trabajo, hasta antes del 13 de marzo del 2020, sino que le hace falta la rutina.

Iba y venía, cobraba y vivía. Lo que les hace falta a otros es el sustento, porque perdieron ese empleo. Quienes perdieron su espacio tienen una nueva oportunidad, mejor que la anterior. Y lo que conservan su trabajo, que repiensen lo que vienen haciendo.

A nivel mundial, no solo en nuestro medio, se estima que siete de cada 10 personas no están felices con lo que hacen a pesar de que con ello comen y sustenta a sus familias.

Ese dato es muy triste, de verdad, porque quiere decir que son muertos que todavía caminan y hacen presencia donde los necesitan.

Hay un relato que dice: qué pasaría si un día mueres, en tu lugar de trabajo qué dirían, unos lo lamentarían, otros como si nada hubiera pasado. Al paso de los días, tu lugar sería ocupado y así pasa porque la vida sigue sin ti. Es una ley natural.

Por eso, no depende de dónde trabajas o qué haces, sino por qué lo haces y cómo lo haces. Con alegría o solo por compromiso y por el cheque de la quincena.

En estos tiempos medita en algo, no regreses donde estabas si eso no te llena ni te hacía feliz. La pandemia debe ser para revivir y redefinir lo que queremos en la vida.

En realidad, nadie quisiera conscientemente ser uno de los siete, porque la vida se va y llegar a una jubilación por compromiso será la mayor pérdida en esta vida. Hay que renunciar y cambiar para encontrarle sentido a los días.

Valorar la vida no solo es cuidarse, sino que hacer lo que nos place. Gran desafío, pero es posible.

Me alegra ver a desempleados creando emprendimientos o buscando oportunidad donde les gustaría estar. No desgastes tu vida donde no quieres trabajar. Tus potenciales fluirán cuando encuentres lo que estabas buscando, si no lo has encontrado lo sabes y si ya lo encontraste también lo sabes, porque es algo muy personal.  

Despedidas con olor a crisis en los medios tradicionales

María Celeste

PUNTUAL

Dos grandes comunicadoras de la televisión fueron despedidas en las últimas horas. La periodista María Celeste Arrarás de Al Rojo Vivo y la destacada conductora Rashel Díaz del programa Un Nuevo Día. Ambos de la cadena internacional Telemundo.
María Celeste con 20 años en la empresa de comunicación y Rashel con 12. Ambas grandes profesionales.
Pero, la lectura personal es que no es tanto por la pandemia que las despidieron, sino que por una crisis que vienen arrastrando los medios tradicionales, porque las personas ya no ve TV ni oye radio. Ahora la vida se rige por los medios digitales, desde las redes sociales hasta los medios emergentes con grandes audiencias y miles de interacciones.
Todo cambia. Los medios y las plataformas. Lo que no cambia es la experiencia y la esencia de cada persona, por eso me encantan las despedidas de ambas, porque son agradecidas con Telemundo y luego saben que la vida sigue y que vendrán nuevas oportunidades y espacios.
Así se despide María Celeste de esta etapa: “Queridos amigos, con profunda tristeza, quiero informarles que ayer fue mi último día con Al Rojo Vivo y en la pantalla de Telemundo. Esta mañana fui informada por la empresa de que han decidido que el programa tome otro rumbo y que debido a ajustes por la pandemia ya no seré más parte del show. Telemundo ha sido mi casa durante casi 20 años y estoy muy agradecida por la oportunidad que me brindaron de haber podido cubrir grandes eventos noticiosos y de servir a nuestra comunidad hispana por tantos años. Dejo atrás a muchos compañeros queridos que siempre podrán contar con todo mi apoyo. Ni mi pasión por el trabajo, ni mi carrera terminan aquí. Por el contrario, mi compromiso con ustedes continúa tan fuerte como siempre”.
Estas son las emotivas palabras de Rashel, pero lo que más me gusta es su fe: “Hola mi gente hermosa, este mensaje es para confirmarles que sí es cierto lo que han visto publicado, hoy fue mi último día en Un Nuevo Día, perdonen la demora de mi mensaje pero como se pueden imaginar, después que recibí la noticia por parte de Telemundo, mi primer paso fue hablar con mi familia y comunicarles lo que estaba pasando. Saben que siempre he sido muy clara y honesta con ustedes, y esta no será la excepción.
Esta mañana se me informó después del show que debido a ajustes por la pandemia no seguiría en Un Nuevo Día. De mi parte solo tengo palabras de agradecimiento hacia la cadena Telemundo por cada una de las oportunidades que me dieron en estos 12 años que estuve tratando de dar lo mejor de mí cada mañana en Un Nuevo Día. A cada jefe que tuve, a cada productor con el cuál trabajé, cada técnico, cada persona que entrevisté, cada compañero de trabajo con los que compartí… Les digo: Graciaaaassss!!! Me los llevo en mi corazón a todos porque impactaron mi vida de una manera hermosa💛.
Como mujer de Fe que soy, esto lo tomo como un ciclo que termina, pero a la misma vez lo recibo como el gran comienzo de muchos sueños que aún me quedan por cumplir, siempre de la mano de Dios 🙏. ¡Mañana haremos un paseo por mis mejores momentos en el show así que los espero una vez más en la que siempre será mi casa, Un Nuevo Día!”
En la vida ningún puesto es para siempre, solo son experiencias que hay que disfrutar y aprovechar.

Rashel Díaz

Importantes recordatorios que nos ha traído el coronavirus

PUNTUAL

Un intruso nos vino a cambiar el statu quo y como sabemos que vino para quedarse, tendremos que aprender, todos, a lidiar con su incomoda presencia: el Covid-19.

La llegada al país del coronavirus nos vino a dar una timonazo, nos cambió el rumbo al menos en el día a día. Afortunados los que pueden seguir con su productividad en línea, como lo facilita ahora la tecnología y la conectividad; y todos los que están informados por estas plataformas.

No todo es malo. Hasta el coronavirus tiene su lado reflexivo, es de detenerse un momento a pensarlo. Lo primero que nos recuerda esta pandemia global es que somos vulnerables y por lo tanto no tenemos el control de muchas cosas, como a veces creemos.

El coronavirus nos recuerda que solo Dios tiene el control de todo, nosotros no, pero ni de nuestro entorno, si no, por qué estamos en casa, porque no podemos controlar nada allá afuera. Por ello, la fe es importante, sin religión, porque yo le creo cuando dice -adaptado-, a ti no te sucederá ningún mal, ni virus se acercará a tu casa.

Nos recuerda también que hay pocas cosas más importantes que cuidarse a un mismo. Cuando se trata de salud nadie es más importante que uno mismo, claro, porque si no, cómo ayudamos a los que nos necesitan y más a nuestros seres queridos. Sin salud no hay nada.

Hay cosas más importantes que ir al colegio, a la universidad, que abrir un negocio o atender a los clientes y es solo el bienestar personal y familiar por encima de todo.

En realidad, no estamos aislados, porque tenemos comunicación con el exterior, pero estamos apartados, la mayoría, para evitar una mayor propagación de la enfermedad.

A partir de entonces, debemos tener buenas acciones, precauciones y tolerancia. Todo es pasajero.

A partir de entonces, debemos tener buenas acciones, precauciones y tolerancia. Muchos tienen su casa como hotel, porque solo llegan a dormir; pues bueno, este es el momento para hacer lo que muchas veces pensaron, echarle una manita de gato a la casa.  

Juntos saldremos adelante, pero más rápido si confiamos en el Altísimo, quien nunca pierde el control ni en estos momentos.

PUNTO FINAL. De peores cosas hemos salido, no va a ser del pinche invisible coronavirus.

La sutileza del racismo

PUNTUAL

Anoche publique en mi perfil de Facebook un breve post sobre racismo desde el idioma:

La gente no es como se mira. Una “distinguida” y querida profesional, quien ha sido asesora en varios asuntos, quien tiene varios títulos académicos y además es profesora universitaria, hoy en los pasillos iba con un atol de elote, que se miraba muy bueno, entonces le pregunté, dónde lo venden: “allí mira, con una indita”. Se me fueron las ganas del atol por su expresión.

Me permito compartir algunos comentarios al respecto:

“Yo he escuchado de profesionales de ese nivel o más Ellos hablan en su dialecto o en su lengua«, Marleny Mejía Franco.

“La educación no se mide por los ‘títulos académicos’ triste realidad… sin analizar sus raíces”, Diana Escalante.

“También hay otras maneras más sutiles de ser racistas”, José Ignacio Camey.

“La sutileza del racismo”, Mercedes Citalán.

“Olvidamos que todos somos iguales”, Bessie Calderón de Martínez.

“Wooow despectiva la profesional. Yo le llamaría déspota”, Deyanira Carmen Canales.

“Pasaran 100 años más y el racismo persistirá sin importar el nivel académico, social, económico”, Dionicio Carreto.

“Por ese tipo de “profesionales” es que no avanzamos”, Nátaly Córdova.

“Tenga paciencia”, Moisés Daniel Ixchajchal García.

“Terrible mi estimado”, Ronni Zúñiga.

“Los títulos no dan educación, muchas veces inflan las carencias del alma”, César Rojas.

“Los títulos no siempre los poseen las personas más humanas… a veces no han salido de sus cuatro paredes, para entender el respeto, la diversidad cultural y la frase célebre de Benito Juárez, el respeto al derecho ajeno es La Paz. Mientras los humanos no dejen de poner etiquetas… el gringo, el indio, el chino, etc. No podrá tener un corazón semejante al de su prójimo. Muchos solo coleccionan títulos, pero no tienen nadita de educación mucho menos poseen calidad en sus valores, ojalá que algún día amen a su prójimo como a ellos mismos. No todos son así por supuesto. Pero las cosas pasan por algo. Las apariencias engañan”, Débora García de Woc.

“Discriminación y racismo con el uso del idioma y actitud racista”, Lesvia Morales.

“Los títulos no garantizan que se tenga educación y valores… eso se mama”, Zonia María de León.

PUNTO FINAL. Cada uno puede tener una conclusión, pero en resumen busquemos ser mejores personas con nuestros semejantes, sin distinción de nada. Gracias.

Las extorsiones no se acaban porque…

Cada vez más muertos y heridos de balas por las malditas extorsiones en el país.

Este año van capturadas 260 personas por el delito de extorsión y las cosa no para, por el contrario, siguen más fuertes y violentos. Exigen el «bono 14» como si se lo merecieran o se lo hubieran ganado. Esta semana mataron al piloto Bernabé Pérez López de 24 años de la ruta El Trigal de Xela.

Van a seguir, aunque «peinen» las cárceles. Al día siguiente del crimen hubo allanamientos masivos en el penal de Cantel, pero sin mayores resultados.

Señores, las extorsiones siguen por una sola razón: incapacidad de las autoridades para BLOQUEAR por completo la señal de celulares desde las cárceles. Los cobradores o sicarios solo son empleados de la mafia que está tras las rejas. Hay que hacer algo con esto, sería bueno que Sandra Torres o Alejandro Giammattei hicieran de una vez por todas un compromiso serio de bloquear y aislar las cárceles.

No solo hay que combatir a los criminales sueltos, los presos son más peligros porque tienen todo el tiempo para pensar sus fechorías y ordenan a otros que trabajen para ellos.

Para los criminales gruesos, las cárceles deberían ser de total aislamiento, sin que entre droga, otros ilícitos y menos que tengan comunicación con el mundo exterior.

El 10 de julio de 2019 fue asesinado el piloto Bernabé Pérez López de 24 años, atacado en la zona 7 de Xela, conducía un bus urbano de la empresa El Trigal. Foto: La Voz de Xela

Interplaza Xela quiere cautivarte

PUNTUAL

Esta noche se lleva a cabo la preinauguración del centro comercial Interplaza Xela como antesala a la apertura al público en general el próximo viernes a partir de las 10 horas. Entre los atractivos de ese día estará un espectáculo de circo.

Este nuevo atractivo de Xela tiene seis significados relevantes, a los que me referiré de manera puntual, porque no se trata solo de un centro de compras y entretenimiento, sino que de algo fuerte para Quetzaltenango y la región.

  1. El primer beneficio es que Interplaza Xela se convierte en un foco de 1200 nuevos empleos a partir de su apertura al público, con lo cual, se beneficia a igual número de familias. Algo que necesitamos como territorio son empleos y estos solo pueden generarse desde la inversión privada, porque desde lo público, está difícil.
  2. Aparte del IGSS de la zona 5 de Xela, no hay otra inversión, en los últimos tiempos de esta magnitud; Interplaza Xela ha invertido Q300 millones en esta fase, pero se extenderán porque proyectan un complejo médico y más espacios habitacionales en los alrededores.
  3. Una obra gris como la que referimos representa crecimiento y desarrollo para la ciudad, porque esto obliga a que las autoridades respondan a los requerimientos, principalmente en los servicios públicos.
  4. Ahora con Interplaza Xela en el kilómetro 205 de la ruta de Xela a San Marcos, podemos decir que nuestra metrópoli es un polo o capital regional, porque se dispone de un mall en un punto de tránsito entre los departamentos de Quetzaltenango, San Marcos y Retalhuleu.
  5. Con este nuevo espacio también se da una amplia oportunidad comercial no solo a las marcas nacionales e internacionales, sino que también a las locales, entre ellas, Xelapan que por primera vez le apuesta a estar dentro de un centro comercial con un nuevo modelo de servicio.
  6. Con este quinto centro comercial, el público tiene más opciones y variedad para escoger a dónde ir de compras, a comer o a entretenerse.

Xela está de fiesta este fin de semana, porque hay algo nuevo y bueno para todos. El reto que se plantea Interplaza Xela es alto: quiere cautivarte.

Finalmente comparto algunos datos de Interplaza Xela: es el noveno centro comercial de Metroproyectos en todo el país, cuenta con 95,600 metros cuadrados, está situado en un terreno de 22 manzanas y la construcción de todo el complejo sumará 175 mil metros cuadrados.

Interplaza Xela en el kilómetro 205 de la ruta a La Esperanza.

Emprender no es cosa de superhéroes

Suplemento La Voz del Comercio del periódico La Voz de Xela.

Por César Pérez Méndez

PUNTUAL

La diferencia entre los espectadores y emprendedores es una sola palabra: accionar. Entiendo que está de moda emprender, pero más que ello, está en la necesidad de muchas personas por salir adelante.

En Guatemala o ciudades como Xela, los emprendedores no son una clase aparte ni personas con superpoderes, son humanamente como todos, solo que con una predisposición para hacer cosas que pasan de pensamientos e ideas a materializarse.

La mente todo lo domina, pero no todo lo puede (convierte), porque nadie sabe si puede hasta que lo intenta. El emprendimiento debe en la práctica ser redefinido en los siguientes términos: es hacer a pesar de no tener claro el cómo, bajo el entendido que el atrevimiento siempre tiene buena paga.

En el camino he aprendido que para emprender se debe tener piel de cocodrilo, corazón bondadoso y mente clara. Piel de cocodrilo porque se comienza en el suelo, y con ello, las críticas, las dudas, las descalificaciones; pero si lo haces con corazón bondadoso, todo se supera, porque en el caminar siempre hay gente con el mismo ánimo de construir. Y mente clara, porque, a pesar de las circunstancias o adversidades, bebe prevalecer con enfoque lo que se quiere: la meta.

Al momento no hay una escuela práctica de emprendedores, aunque existan, por ejemplo, la Universidad Babson, número uno en el tema de emprendimiento, o proyectos como Manizales Más, en Colombia, que impulsa estos temas, porque sigue siendo la calle el salón principal para formarse. Lo que estos buenos centros dan son herramientas, pero el coraje, la motivación y la acción solo lo ponen las personas.

Hace poco un amigo emprendedor me preguntaba quiénes son los mejores emprendedores, los que se forman y luego hacen cosas, o a quienes los agarra una necesidad y luego se pulen; personalmente creo que los mejores emprendedores son aquellos que por circunstancias de la vida se ven parados frente a situaciones que deben resolver.

Si tú eres un universitario que necesita pagar sus mensualidades, déjame decirte que eres un emprendedor en potencia; si tienes que mantener a una familia y eso te impulsa, está casi garantizado que lo vas a lograr. Entonces, antes de emprender, la mejor recomendación es encontrar más que una motivación, una necesidad; alguien puede decir lo contrario y es válido, pero en el guion real de la vida esto está funcionando.

10 cosas por las que Thelma Aldana nunca debería ser candidata a cargo de elección popular

PUNTUAL

Siempre pensé que la exfiscal general del Ministerio Público, Thelma Aldana, daría el paso a la política partidista, pero lo que no imaginé es que lo hiciera tan pronto, tan solo una semana después de dejar el cargo.

Al estar tan cerca de algo dicen que a cualquiera se le antoja y ella ha estado tan cerca del poder que, ya se le habría antojado. Aunque en términos absolutos ejerció el poder desde el MP. Bien que haya puesto presos a los últimos exgobernantes, Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, al expresidente Álvaro Colom, investigado al excandidato Manuel Baldizón, como a tantos más, por hechos de corrupción, pero ese rol plausible nada tiene que ver con la política.

Por los siguientes 10 argumentos, Thelma Aldana, no debería saltar a la política partidista y buscar cargo en las elecciones generales del 2019:

PRIMERO, porque entonces se llevaría con el codo, todo lo bueno que hizo con las manos por combatir la impunidad y la corrupción en el país. Esto porque sin cambios sustanciales al sistema, el gobierno es naturalmente corrupto.

SEGUNDO, cada uno debe estar en su rol, los políticos en la política y los juristas en la justicia. Con lo anterior no estoy diciendo que se queden los mismos, sino que estoy motivando a un relevo generacional de políticos buenos, con ánimo de servir y no de servirse.  Hemos tenido malos ejemplos de cómo la religión se mezcla con la política, de cómo el deporte se mezcla con la política y los resultados casi nunca han sido los deseados. Tampoco creo positivo que la justicia se mezcle con la política, aunque ella ya se encuentra en su condición de exfiscal.

TERCERO, si Aldana participara como candidata presidencial, cualquiera tendría argumentos de que ella tomó partido sin partido, hasta de que politizó la justicia para despejar su camino político. Por salud de todo lo que hizo en los últimos cuatro años, le corresponde ahora ser maestra, guía y hasta asesora de las nuevas generaciones de investigadores y jueces.

CUARTO, porque alguien que es muy bueno en una cosa, como cualquier ser humano, dudo que sea bueno en otra cosa, un buen cantante muchas veces ni siquiera es buen músico, menos va a ser buen chef un buen astronauta; los escenarios no son los mismos. Investigar tiene su ciencia, pero gobernar eficientemente tiene además de ello, personalidad, carisma y capacidad de influenciar y el poder para hacer.

QUINTO, mejor evitar que luego le tiren piedras sobre un techo de cristal, ella es una mujer valiente por haber encarado a los sinvergüenzas corruptos e impunes, por lo tanto, muchos tienen sed de venganza y hasta inventos que puede llegar a sufrir.

SEXTO, hemos visto en otras latitudes a personas que son exitosas, incluso pastores o artistas seguidos por multitudes, a la hora de subirse a un escenario político, ven en ellos a oportunistas y desleales a sus principios y propósitos.

SÉPTIMO, sería mejor que Thelma Aldana sea recordada como esa gran señora que puso a temblar a la clase política tradicional del país, incluso a los más ricos, como nunca en la historia del país, a que se le recuerde como la excandidata presidencial que salió derrotada en las urnas.

OCTAVO, más que a ella, al país le conviene que siga su camino en la búsqueda de la justicia y no cambie de carril por añorar un cargo que tanto señaló por ilícitos cometidos por malos ciudadanos que aprovechándose del poder hicieron de las suyas y desfavorecieron a la ciudadanía.

NOVENO, no debe caer en el aprovechamiento de la popularidad e imagen ganada en los medios de comunicación al presentar los múltiples casos investigados no solo por el Ministerio Público, sino especialmente por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

DÉCIMO, porque siendo realista, “la vieja política” no va a desaparecer, porque para ello, deberían de suceder reformas sustanciales a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, entonces lo que naturalmente va a ocurrir es un cambio de actores y partidos, donde sí debería haber cambio en pensamientos, ideologías abiertas y acciones.

Muchos quisiéramos recordar a Thelma Aldana por su trabajo y no por su antojo político.

Esta columna pudo haber sido escrita más adelante o nunca, pero su declaración a la prensa me movió sin ningún tipo de emoción ni aberración: “No tengo ni dinero, ni partido político ni formación política, pero si encuentro una plataforma donde pueda estar la derecha, la izquierda, las mujeres, los pueblos indígenas, los grupos que nunca han tenido acceso a una sociedad en condiciones de igualdad, sí me gustaría participar”, dijo Aldana.

No busco tener la razón, pero pretendo que juntos analicemos no solo este caso, sino que el futuro político del país, de cara a las elecciones generales del 2019 que serán las más impredecibles de los últimos tiempos.

Thelma Esperanza Aldana Hernández. Foto: Nómada

Jesucristo

PUNTUAL / Por César Pérez Méndez 

Para creer en Jesucristo no necesitamos pruebas, solo un corazón que comprenda su grande amor por la humanidad. Por ti y por mí.

Me pregunto qué pasaría si Jesús viniera en estos tiempos, seguramente no cambiaríamos en mucho la historia; tendría millones de seguidores en Facebook y también detractores. Sería amado y perseguido por otros.

Si Jesucristo fuera de estos tiempos lo volveríamos a crucificar, porque seguimos siendo una sociedad hipócrita, que juzga sin pruebas, que no escucha, que odia sin motivos y que no se acerca a Dios. Hemos creados nuevos dioses, a quienes les dedicamos más tiempo, como las redes sociales y su banalidad.

Lo grato es que el propósito de Jesús en la tierra se cumplió, porque por su sangre fuimos limpios y perdonados, ya solo nos queda creer y seguir sus pasos. Si alguien olvida cómo, le recuerdo que la constitución celestial se llama Biblia. Esta Semana Santa no solo debería ser para desconectarse de la cotidianeidad, sino que para tomar un respiro de reflexión.

Recordemos que Jesucristo enseñó que para los hombres hay imposibles, pero que para Dios todo es posible. Todo. (Marcos 10:27)

Cuando nos quejamos de cualquier cosa que nos pasa, recordemos que Jesús soportó la cruz y fue menospreciado, pero ahora está sentado a la derecha del trono de Dios. (Hebreros 10:12). Todo tiene su recompensa, aquí y en el cielo. Sostener la fe tiene de recompensa la misericordia de Dios. Por ello, si alguien reconoce que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él. (1 Juan 4:15)

Jesucristo es la manifestación del amor de Dios en la tierra, porque recordemos que, “así mostró Dios su amor entre nosotros, que envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él”. (1 Juan 4:9)

Comparto un sentimiento y acción de fe personal, siempre que hago algo, desde lo simple o complejo, lo hago: en el nombre de Jesús. Lo pienso y lo digo a viva voz. Y como protección hago la cruz con mi índice derecho en la frente de mis seres amados. Funciona. Lo anterior se sustenta en que, Dios nos da la victoria por medio de Jesucristo. (1 Corintios 15:57)

Finalmente, en estos días deseo que gobierne sus corazones la paz de Cristo. (Colosenses 3:15)

Gracias Jesucristo, porque sé que viniste a buscar y a salvar lo que se había perdido. (Lucas 19:10). Estar en ti es ser nueva criatura, lo viejo es pasado; ayúdame cada día para que mi senda sea como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto.

Jesucristo, creo que tú eres el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. Amén.

Publicado en La Voz de Xela 

Cámaras y sueños

Por César Pérez Méndez

PUNTUAL

Hay diferencias, pero también existen puntos de encuentro. El propósito es el mismo, servir y propiciar el desarrollo y defensa de las empresas y emprendimientos. La semana anterior visité la Cámara de Comercio de Bogotá y me sorprendieron varias cosas, pero se me alumbraros otras.

La organización empresarial de la capital colombiana tiene 140 años, mientras que la de Guatemala suma 124 años, y la de Xela lleva 45 años. Para algunas personas hablar de este tema es asunto de pocos, pero en realidad es todo lo contrario, porque el dinamismo de la economía de los países depende de los negocios y todos sus actores, colaboradores, empresarios, autoridades e instituciones.

Ya todo cambió y el comercio no es la excepción. La primera impresión que me llevé es el edificio moderno de la Cámara de Comercio de Bogotá, como de 10 pisos. La diferencia es que el Estado colombiano le ha confiado a esta organización varias actividades, entre ellas, la administración del Registro Mercantil. Por ello tienen recursos que son bien invertidos, como el colosal Centro Internacional de Convenciones Ágora que recientemente inauguraron.

Nos comentaron a la delegación -11 integrantes del observatorio Xela Cómo Vamos– que la construcción colombiana es de 64,883 metros cuadrados y que generó más de 15 mil empleos entre directos e indirectos. Esta iniciativa contribuye a que la ciudad se consolide como un epicentro de eventos internacionales porque tiene capacidad para albergar hasta 4 mil personas en su nave principal y cuenta con otros 10 salones. Esto representa una suma entre visión y estrategia que bien puede implementarse en cualquier parte.

Además del Registro Mercantil, la Cámara de Bogotá lleva el registro único de proponentes (para proveerle al Estado), el Registro Nacional de Turismo y el Registro de Entidades Sin Ánimo de Lucro. Suman más de 450 mil empresas en un territorio de 9 millones de habitantes. A pesar de que reconocen que por una empresa legal hay dos sin registro. La legalidad es la ruta.

Hay que trabajar en todo esto, aunque ahora sé que, para el caso de Guatemala, habría que modificar las leyes, pero es necesario comenzar con las reflexiones, porque me queda claro que una empresa es próspera en un ambiente favorable.

Las cámaras tienen que ser, como en el caso del país visitado, entes de fiscalización de lo público y proponentes de políticas públicas. La iniciativa Bogotá Cómo Vamos es un ejemplo, en ella participan además de la Cámara, la Pontificia Universidad Javeriana, el periódico El Tiempo y la Fundación Corona.

El éxito de la Cámara de Comercio de Bogotá es que ahí piensan de este modo: tus sueños son nuestra empresa.

Columna publicada en La Voz de Xela