Adiós al comisionado de la Coprecovid, al Centro de Gobierno y al año viejo

PUNTUAL

Al este año le quedan solo 22 días y parce que van a ser suficientes para que algunas cosas se acomoden y otras se eliminen.

Ojalá este 2020 se llevará todo lo malo, desde el virus hasta las farsantes instituciones públicas y sus funcionarios.

La gente está cansada ya de tantos abusos, bochornos y saqueos. Por eso las protestas siguen, hoy les tocó a los vecinos de los 48 Cantones de Totonicapán, quienes bloquearon la ruta Interamericana por varias horas y expresaron sus malestares por lo que está sucediendo en el país.

Todo lo que pasa no es por casualidad, algo lo provoca y tiene un titiritero. Ojo.

El señor del corbatín, Edwin Asturias, ayer presentó su renuncia como jefe de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid-19 (Coprecovid), algo que no preocupa ni sorprende, porque este ente fue creado para limitar también en sus funciones al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social. Así como hizo el Centro de Gobierno que suplantó las funciones del vicepresidente Guillermo Castillo.

Hay instituciones que nunca debieron ser creadas, pero algo tenían que justificar y por eso las crearon, pero por su retorcido fin, cada una llega pronto a su fin. La Coprecovid (espero que, con la renuncia del comisionado, la cierren) y Centro de Gobierno se van con el año viejo.

A pesar de que no han anunciado el cierre de la Coprecovid, ojalá le dieran su despedida y fortalecieran el Ministerio de Salud para seguir trabajando contra la pandemia.

Que el 2020 se lleve todo lo malo y que el 2021 sea el año de la esperanza y las oportunidades.

Así fue el festejo del 50 aniversario del Cunoc

María Paz Cabrera, directora general del Cunoc, y Murphy Paiz, rector de la Usac, en la celebración de los 50 años del Cunoc.

PUNTUAL

Ayer tuve el privilegio de conducir el magno evento de conmemoración de los 76 años de Autonomía Universitaria y el 50 aniversario del Centro Universitario de Occidente (Cunoc) en una actividad como nunca nos habríamos imaginado un año antes, solo con la presencia de autoridades universitarias y el público por medio de las plataformas digitales.

El Cunoc es protagonista de la educación superior en la ciudad de Quetzaltenango, no solo por ser la única estatal, sino que por tener más de 18 mil estudiantes matriculados. Y ahora por la situación de la pandemia, más aspirantes se sometieron a los exámenes virtuales y se estima que para el 2021 se rebase la cifra histórica de 20 mil estudiantes.

La conmemoración del aniversario queda grabada en la historia por dos razones, por ser medio siglo de servicio a la sociedad y por cumplirse en medio de la pandemia que vive el país por el Covid-19.  

La ceremonia estuvo presidida por el rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Murphy Paiz, y la directora general del Cunoc, María del Rosario Paz Cabrera, junto a otros integrantes del Consejo Superior Universitario, Consejo Directivo del Cunoc y directores de división y jefes de dependencias.

El rector entregó en el acto dos plaquetas conmemorativas a la directora general María Paz por los 50 años del Cunoc, en medio de un ambiente musical que estuvo a cargo de la Estudiantina del Cunoc y de la Centenaria Marimba Ideal “Domingo Bethancourt” Patrimonio Cultural de la Nación que estrenó melodías, entre ellas, Alerta del maestro Román Bethancourt y Luz de la maestra Yareny Bethancourt.

El Cunoc ha dado mucho, pero puede seguir dando si tiene el apoyo de las autoridades universitarias y respaldo presupuestario del Congreso, porque solo dos facultades del Campus Central no están representadas localmente.

El presupuesto constitucional del 5% para la Usac es un deber del Estado para apoyar la educación superior y que esa inversión se traduzca en ciudadanos más productivos en un país que busca el desarrollo integral.

Además de las carreras de pregrado, el Cunoc desarrolla una amplia oferta de maestrías y doctorados desde el Departamentos de Estudios de Postgrado.

Como dato histórico, el 5 de diciembre de 1970 fue creado el Centro Universitario de Occidente con carácter experimental, con el objetivo de impartir la educación superior y crear nuevas carreras de acuerdo con las demandas y necesidades de desarrollo del Suroccidente del país. Ese propósito sigue vigente.

De cara al 2021, la educación superior debe fortalecerse en lo virtual, pero atendiendo los laboratorios, talleres y practicas profesionales con los protocolos necesarios de salud. La educación superior dentro de cuatro paredes es cosa del pasado, ahora se abre un mundo de oportunidades en la virtualidad donde para alcanzar el éxito se necesita disciplina en el manejo del tiempo y una mente abierta.

¡Que viva el Cunoc en su 50 aniversario!

Conmemoración de los 50 años del Centro Universitario de Occidente -Cunoc-.