UNA NOCHE NOSTÁLGICA EN XELA

Es la sensación de que todo termina, hasta el toque de queda. A partir de mañana será cosa del pasado esta medida extrema que nos tocará contar a las próximas generaciones. Ojalá este tiempo haya servido de mucho en tu vida personal, que hayas valorado la libertad y que a partir de ahora la valores con responsabilidad. Con el Covid-19 no todo es malo, nos trajo un punto de quiebre; el punto ahora es qué rumbo tomaremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *