UNA NOCHE NOSTÁLGICA EN XELA

Es la sensación de que todo termina, hasta el toque de queda. A partir de mañana será cosa del pasado esta medida extrema que nos tocará contar a las próximas generaciones. Ojalá este tiempo haya servido de mucho en tu vida personal, que hayas valorado la libertad y que a partir de ahora la valores con responsabilidad. Con el Covid-19 no todo es malo, nos trajo un punto de quiebre; el punto ahora es qué rumbo tomaremos.

Ya se va septiembre, ¿se acaba el tiempo?

PUNTUAL

Para escribir las siguientes líneas, esta madrugada redefinía mi concepto del tiempo.

Se está acabando septiembre, no hubo desfiles ni feria, pero son eso, simples actividades. Se terminan los días, los meses, los años, la vida, pero el tiempo permanece para siempre.

El hombre le puso un tiempo al tiempo, lo vemos con un reloj y calendario. Pero el tiempo no se termina, es infinito, como el creador de todo, Dios. El tiempo es la eternidad.

El Todopoderoso no tiene principio ni fin, permanece para siembre. De ese modo es que debemos entender el tiempo. Es un fluctuante desde antes y para siempre.

Por eso ahora que se termina el noveno mes del 2020, debemos reflexionar sobre la finalización de una página más del calendario, se trata de cómo consumimos nuestra vida en el tiempo, no al revés como al algún momento creemos. Lo que tenemos es un tiempo de vida.

Ahora recuerdo a Pepe Mujica, expresidente de Uruguay, cuando dice que no compramos las cosas con dinero, sino que, con tiempo de vida; es verdad, porque son nuestros días a cambio de lo que logramos en esta existencia.

Como es un trato -contrato- individual con el tiempo, cada uno decide qué hacer y qué clausulas poner. Yo al tiempo decido darle vida, salud, ejercicio y esforzarme cada día para ser productivo en todos los ámbitos.

Que el tiempo no pase por mí, ni por ti, sino que tú debes pasar por el tiempo para marcarlo y hacerlo significativo. Esto es personal.

Por eso a mis amigos y lectores les deseo que tengan un buen cierre de septiembre y que el último trimestre del 2020 que inicia mañana sea de muchas bendiciones y lleven al año a un buen balance. En estos últimos meses hemos tenido buenas lecciones para la vida y para ser mejores. El Covid-19 nos vino a dar la oportunidad de trascender o sumergirnos. Es otra decisión personal.

Que este nuevo tiempo sea como el vuelo del quetzal, que remonte más que el cóndor y el águila real.

El tiempo no es de nadie, pero tú decides qué hacer con tu tiempo que cada segundo y minuto se te agota. ¡Qué valga la pena!

Luna de Xelajú parte de la eternidad. Foto: César Pérez Méndez

La muerte

Qué es la muerte, sino algo natural y parte del tránsito a la eternidad.

Este día uno de mis amigos me llamó para compartirme que su tío había muerto, un gran hombre, profesional y que dio su vida al servicio de la salud, por lo tanto cumplió su propósito de pasar por este rumbo llamado tierra.

El fin de esta vida es hacer cosas y dejar un buen recuerdo.

El amigo me decía: le pido una oración por su alma. Es lo más importante en la muerte del cuerpo, porque el alma sigue su tránsito en la eternidad. El gran privilegio de la vida humana es ganarse un boleto a la eternidad. Dudo que alguien no sepa cómo.

La apertura de las fronteras y la Vuelta a Guatemala

PUNTUAL

Tal y como lo habíamos platicado con algunos amigos, septiembre no solo nos trae el 199 aniversario de la Independencia, sino que nos ofrece en gran medida la libertad luego de la crisis provocada por el coronavirus.

Esto se va a poner bueno, el noveno mes del año es el comienzo de la recuperación porque le acompaña la reapertura.

Esto dijo hoy el presidente Giammattei: Las fronteras las abriremos muy probablemente a partir del 18 de septiembre con protocolos de Covid que ya se están instalando, lo que además significa que se abre el aeropuerto Internacional La Aurora y queda atrás el aislamiento en que estaba el país.

Aunque en realidad muchos se estaban cruzando por los puntos ciegos, especialmente entre Guatemala y México. El producto de contrabando nunca se detuvo.

Otra buena noticia de este miércoles 2 de septiembre es que sí va la 60 edición de la Vuelta Ciclística a Guatemala y que usará los mismos protocolos del Tour de Francia.

El presidente de la Federación Guatemalteca de Ciclismo, Stuard Rodríguez, expresó que ya recibió la autorización verbal y escrita de la Coprecovid para la realización de la fiesta del pedal del 23 de octubre al 1 de noviembre del 2020. Algo que hasta hace poco se veía imposible.

En lo último del anterior párrafo es que quiero invitarlos amigos a que nos centremos. Que todo cambia, que nada es estático y que lo que se mira imposible, como la reapertura del país, ahora está avanzando a pasos más rápidos de lo que creíamos.

Tomémonos en serio que este cuatrimestre que le queda al 2020 es para la recuperación en todos los ámbitos. Lo que se había perdido en tiempo, recursos, proyectos, negocios, dinero, se recuperará con esfuerzo y entusiasmo.

No saben cuánto celebro la apertura de las fronteras y los aeropuertos, por muchas razones, entre ellas, porque volveré a ver a mi suegra; y con la fiesta del pedal, claro que no habrá aglomeraciones, en eso contribuiremos todos, pero la emoción volverá a palpitar en las carreteras de mi país. La economía se reactivará en paralelo.  

Estos acontecimientos dentro de la nueva normalidad están siendo los mejores síntomas de la recuperación de Guatemala y el mundo. El Covid-19 nos golpeó, pero seguimos de pie y mientras haya vida, todo lo demás se recupera, se reconstruye y vuelve a florecer.

PUNTO FINAL. Ha sido grande la lección, muy cara (y nos tenemos que seguir cuidando), pero valdrá la pena, porque de ahora en adelante no somos inmunes, pero estamos más fuertes y con una mejor perspectiva de vida. Ánimo, amigos.

Aeropuerto Internacional La Aurora de Guatemala.