Más del 70% no está feliz con el trabajo que le da de comer

PUNTUAL

Esta pandemia también está provocado el despertar de muchas personas. En realidad, la mayoría no extraña su trabajo, hasta antes del 13 de marzo del 2020, sino que le hace falta la rutina.

Iba y venía, cobraba y vivía. Lo que les hace falta a otros es el sustento, porque perdieron ese empleo. Quienes perdieron su espacio tienen una nueva oportunidad, mejor que la anterior. Y lo que conservan su trabajo, que repiensen lo que vienen haciendo.

A nivel mundial, no solo en nuestro medio, se estima que siete de cada 10 personas no están felices con lo que hacen a pesar de que con ello comen y sustenta a sus familias.

Ese dato es muy triste, de verdad, porque quiere decir que son muertos que todavía caminan y hacen presencia donde los necesitan.

Hay un relato que dice: qué pasaría si un día mueres, en tu lugar de trabajo qué dirían, unos lo lamentarían, otros como si nada hubiera pasado. Al paso de los días, tu lugar sería ocupado y así pasa porque la vida sigue sin ti. Es una ley natural.

Por eso, no depende de dónde trabajas o qué haces, sino por qué lo haces y cómo lo haces. Con alegría o solo por compromiso y por el cheque de la quincena.

En estos tiempos medita en algo, no regreses donde estabas si eso no te llena ni te hacía feliz. La pandemia debe ser para revivir y redefinir lo que queremos en la vida.

En realidad, nadie quisiera conscientemente ser uno de los siete, porque la vida se va y llegar a una jubilación por compromiso será la mayor pérdida en esta vida. Hay que renunciar y cambiar para encontrarle sentido a los días.

Valorar la vida no solo es cuidarse, sino que hacer lo que nos place. Gran desafío, pero es posible.

Me alegra ver a desempleados creando emprendimientos o buscando oportunidad donde les gustaría estar. No desgastes tu vida donde no quieres trabajar. Tus potenciales fluirán cuando encuentres lo que estabas buscando, si no lo has encontrado lo sabes y si ya lo encontraste también lo sabes, porque es algo muy personal.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *