Tres libros que si te vas de esta vida y no los leíste te vas en deuda

PUNTUAL

Hoy se celebra el Día Mundial del Libro y muchos lo saben, pero pocos hacen por tomar uno y especialmente terminarlo de leer.

Los libros no se hicieron para hojear.

Los libros tampoco se hicieron para decorar una vitrina o librera.

Los libros tienen vida.

Los libros son un regalo y alimento para la mente y el alma.

En esta cuarentena voy leyendo dos libros, por eso voy a decir cómo se hace y cómo se puede terminar de leer con éxito.

Bueno, hoy les quiero decir que no hay secretos para leer, solo voluntad e interés y hacerlo.

Los tres libros que no podemos dejar de leer en la vida son: ya sé que muchos dirán que uno de ellos es la Biblia, cierto, y si ya lo sabemos por qué no lo hacemos. Voy a dar un consejo, leamos la Biblia por libros, recomiendo comenzar por los Proverbios o el Libro de Los Hechos de los Apóstoles y seguro que aprenderemos cómo ser cristiano sin religiosidad.

El segundo libro que no puedes dejar de leer es uno que vas a ir a buscar, disfrutar la búsqueda, comprarlo y leerlo hasta el final. Otro consejo, la gente deja tirados a los libros porque no planifican la lectura, debe ser por páginas, de 10 en 10, o mejor si es por capítulos. Hay que destinar un tiempo a la lectura, recomiendo media hora por las noches, antes de las 11pm, muy tarde la gente termina con el libro de almohada. Leer es como un ejercicio, mientras más lo haces, más quieres.

Y el tercer libro que tienes que leer en la vida, porque si no te vas a ir en deuda, es leer el que alguien te regaló, lo hizo por alguna razón, pensando en ti, por eso, un libro de regalo siempre tiene un propósito, no lo desperdicies. Aun si fue comprado solo por cumplir con el regalo, por una razón poderosa llegó a tus manos, no rechaces la oportunidad.

En esta cuarentena siempre hay algo bueno que leer, mira donde guardas las cosas, ahí está un libro ahora mismo esperando por ti.

El libro que terminé de leer es Destinado al Éxito de Dante Gebel, 206 páginas de fascinantes verdades y prácticas. Arranca preguntando qué te gustaría que dijera en la lápida de tu panteón el día que mueras… quizás nadie lo ha pensado, yo tampoco lo había pensado, pero ahora ya lo escribí y por eso lucharé todos los días. Eso es tener un propósito.

Descubrí que somos seres eternos, desde ya, no hay que morir para ello.

Ahora mismo estoy leyendo Sé un hombre de fe inquebrantable de John Osteen. El Señor dijo en el libro de Joel: “Yo les restituiré”, no sé cuál es tu condición en esta crisis, solo creo que esto está pasando para algo mejor. Créelo. Por favor lee, la Palabra de Dios funciona.

Te motivo a que comiences hoy a leer y nunca olvidaras el Día del Libro cuando comenzaste a descubrir un mundo maravilloso esperando por ti.libros maravillosos
Foto: Internet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *