¿Quiénes verdaderamente integran la sociedad civil?

Por César Pérez Méndez

PUNTUAL

Quiero decirles que me generan repulsión quienes sin consultar dicen representar a la sociedad civil aquí y en cualquier parte. Estos sujetos son una camada de posibles delincuentes que también deben ser investigados.

Efectivamente la Ley de Consejos de Desarrollo habla de representatividad por sectores, incluso son los que en su momento presentan proyectos y hasta eligen una terna para que el Ejecutivo designe a los gobernadores departamentales.

No fui el primero en decirlo, pero lo acuño: en realidad son la “suciedad civil”, porque se aprovechan casi al nivel de los mismos funcionarios públicos para llevar agua a su molino. Está muy mal su conformación y secuaces. Voy a explicar a detalle porque tampoco es personal.

Son los mismos y eso ya es perverso, porque parecen aprendices de dictadores y caciques que no sueltan el hueso, sencillamente porque viven de eso. De decir que representan a la sociedad civil. En Xela son los señores y señoras de siempre, yo ni les sé el nombre, pero las caras no se pierden. Aparecen en todo, sin que se les llame. Uno de estos grupos ya hasta carteles de promoción anda, como sé también que ya avanzaron con sus gestiones ante el Tribunal Supremo Electoral.

Hago esta necesaria explicación, porque en estos tiempos hay que tener claro, en verdad, quiénes son los de la sociedad civil. No son ellos, jamás. Los verdaderos representantes de la sociedad civil son los 20 mil ciudadanos que el pasado 20 de septiembre expresaron un rotundo rechazo a la corrupción y exigieron cambios.

La sociedad civil organizada es la que ha salido a las calles en varias fechas, sin banderas de nada, más que de identidad nacional y local. Ellos son lo que verdaderamente deciden y van a cambiar el futuro, por ejemplo, deberían votar para gobernador, para lo cual se necesita definitivamente modificar la Ley Electoral y de Partidos Políticos.

La verdadera sociedad civil quiere combatir la impunidad y encerrar a sus actores, porque sabe que, con ello, toda la población tendrá mejores condiciones en varios ámbitos.

La sociedad civil somos todos. Que no cambie y menos que hagan creer otra cosa.

Columna publicada el 27.09.17 en lavozdexela.com

Xela es impresionante

Por César Pérez Méndez

PUNTUAL

Soy creyente de que las cosas se deben decir en el momento oportuno y con las palabras necesarias, sin más ni menos. Pero también estoy convencido de que el respeto al prójimo y su tiempo se expresa inicialmente con la virtud de ser puntual, que es, a su vez, una cualidad intrínseca de la responsabilidad, el respeto y el profesionalismo.

Hace pocos días asistí a una conferencia académica de lujo, con el doctor Alexandre de Pomposo. Me impresionó no solo por su particular punto de vista, sino por su exposición sin rodeos. Este experto se refería al tiempo como una invención del hombre, y afirmaba, -en contraposición a otras teorías de orden teológico­-­ que en realidad el tiempo no existe, sino que la humanidad está inmersa en una perpetua eternidad.

Al margen de las reflexiones de orden teológico o filosófico, que dicho sea de paso abundan en la elucubración documental al respecto, en la experiencia cotidiana no es peregrino afirmar que el tiempo no existe, porque la realidad nos demuestra que es uno quien hace el tiempo y su destino.

Existen personas que están tan ocupadas en trivialidades, que al final no hacen ni producen nada. Es del tipo de gente que no prioriza y que a todo le concede la misma importancia. No todo es importante, como no todo es urgente, como tampoco todo es necesario.

Se debe ser puntual en la delimitación de las prioridades de la vida, y esa actitud inspira el nombre de esta nueva columna periodística, convencido de que así se debe ser todo. Hagamos lo que hay que hacer, en el tiempo que corresponde. Vemos que hay gente que duerme cuando debería trabajar o viceversa. En ese afán de lo puntual, queremos decir lo que se debe expresar, con las palabras más precisas, para lograr comunicar, manifestar y orientar.

La Voz de Xela lo dice todo en su nombre: es un periódico multimedial que incluye variados talantes, desde lo bueno hasta lo malo del territorio; desde los contrastes, hasta la expresión colectiva con los brazos levantados que piden la palabra, y que plasma acertadamente su icónico logotipo; se postula como un medio socialmente participativo, de servicio y útil a la comunidad.

Muchos nos han preguntado por qué lanzamos un nuevo medio de comunicación en medio de los actuales apremios de subsistencia de la industria periodística, y nuestra respuesta es que La Voz de Xela tiene vida propia, porque es el periódico de los quetzaltecos. Además, nuestro argumento es puntual: lo hicimos porque a pesar de todos los matices, Xela es impresionante. Se merece lo mejor, no solo de un sector o iniciativa, sino que de todos los habitantes de esta región prodigiosa.

No solo nos mueve el anhelo de engrandecer nuestro terruño, sino que en realidad vemos a este nuevo medio de comunicación en el camino de la lucha por construir una ciudad vanguardista, una mejor sociedad, una ciudadanía participativa robusta y un presente con mejores oportunidades para todos.

Xela es impresionante por su territorio y por su gente, pero especialmente porque tenemos una característica: aquí no somos chapines, como tampoco hemos adoptado ni practicamos la hora chapina. Aquí buscamos ser puntuales.

Este es el comienzo de otro lapso en la perpetuidad del tiempo. Gracias por destinar unos minutos a esta opinión.

Columna publicada el 6.9.17 en lavozdexela.com

LA VOZ DE XELA abre una ventana al mundo para interactuar y servir

EDITORIAL

Hoy, LA VOZ DE XELA el periódico de los quetzaltecos, da con firmeza un segundo paso, luego de su lanzamiento y notoria aceptación en las redes sociales; desde este 1 de septiembre sirve con una plataforma global para la actuación local: lavozdexela.com

LA VOZ DE XELA es un emprendimiento en el giro de los medios de comunicación masivos, con la particularidad de surgir en un territorio de importancia y con un futuro promisorio como la ciudad de Quetzaltenango, pero además visionario y con un claro propósito de servicio y utilidad a la población, para satisfacer sus necesidades y coadyuvar en sus aspiraciones de un presente mejor.

Este nuevo medio de comunicación multiplataforma se presenta con un impacto visual derivado de la emotividad que representa. Por su nombre corre el ADN de Quetzaltenango: el azul, blanco y rojo le impregnan una denominación de origen: Xela. Porque el territorio tiene mayor peso y significado que el gentilicio de los quetzaltecos.

El Templete del Parque Central, incorporado al nombre, es el ícono arquitectónico y con valor artístico y expresivo que representa a Xela. Nuestro ícono se acompaña de manos ciudadanas como columnas que representan la participación de todos, porque esta nueva plataforma de comunicación multimedial es socialmente participativa, utilitaria y de servicio.

El hecho de que el logo lo sostengan siete manos tiene un alto sentido icónico, ya que el «7» es el símbolo de la perfección. Este detalle envía el mensaje de que LA VOZ DE XELA abraza el ideal de buscar, siempre, la perfección en beneficio de los quetzaltecos. Entendemos que la perfección es un anhelo, como la verdad, pero lo importante es tener ambos valores como puntos de mira en el sendero que transita desde hoy este nuevo medio de comunicación.

El invertido en azul de la partícula «DE» refuerza su enlace con sentido de pertenencia y unicidad.

LA VOZ DE XELA tiene soul -alma, esencia-, vida propia. Es un medio de comunicación con identidad, personalidad, razón, carácter, conciencia, percepción, pensamiento y discernimiento; pero además posee feeling -sensaciones, emociones y sentimientos-, porque responde y les hace un guiño a las nuevas generaciones.

El reciente 14 de agosto arrancamos con la parte social, en Facebook, Twitter e Instagram; y desde ahora servimos ampliamente con lavozdexela.com y próximamente presentaremos nuestra edición digital en un formato inédito, altamente útil y de servicio, y con el pensamiento puesto en la población de Xela.

El portal lavozdexela.com representa la oportunidad de tener un periódico local vanguardista, ágil y de servicio, pero además significa que este territorio abre su ventana al mundo para conectarse y especialmente para mostrase.

Bienvenidos a descubrir el propósito de La Voz de Xela.