‘Morena, amor bajo la luna’: novela quetzalteca-guatemalteca-colombiana

Sandra Cano

Sandra Cano

Por César Pérez Méndez

Detalles en exclusiva de la telenovela quetzalteca-guatemalteca-colombiana. El productor ejecutivo, el quetzalteco Fran Lepe, se ha lanzado al proyecto con el que podría cerrar su carrera con éxito. Una telenovela de talla internacional. El proyecto está avanzado, confiesa el cineasta.

TRIP fue su última aventura, la película que toca las fibras más sensibles del consumo de las drogas. Termina siendo una profunda lección de vida.

Ahora va por la TV, la apuesta es ‘Morena, amor bajo la Luna’. Se correlaciona con la Luna de Xelajú, de Paco Pérez, por el origen y la tierra de Fran Lepe.

Guatemala no tiene muchos antecedentes en telenovelas, más que ‘Azul’, la novela de 1970. Luego Guatevisión ha lanzado dos series: ‘Nunca te soñé’ e ‘Inesperada atracción’. Ahora vendrá ‘Morena, amor bajo la luna’, novela que se iniciará a filmar en el 2014 y que a finales del próximo año estará lista para consumo de todos.

El proyecto tiene varios encantos de orden internacional, aquí les revelo dos: la canción de la novela estará a cargo de la guatemalteca y voz privilegiada Gaby Moreno. Y la exclusiva más destacada al momento, es que la actriz colombiana Sandra Cano, hará el papel antagónico. Esta participación está confirmada mediante un contrato que ya fue firmado por Lepe y Cano.

Éxitos al proyecto que no solo podría entretener, sino que mostrar lo bueno de Quetzaltenango y Guatemala en una fusión con Colombia.

La actriz colombiana Sandra Cano pronto llegará a Quetzaltenango, Guatemala.

La actriz colombiana Sandra Cano pronto llegará a Quetzaltenango, Guatemala.

“Terremoto” económico en Estados Unidos

Lo que está ocurriendo esta mañana de martes en Estados Unidos es sinónimo un sismo de gran magnitud que pone en peligro la estabilidad no solo de ese país del norte, sino que del mundo entero. En este momento, diferentes periódicos en su portal reportan que hay parálisis oficial, clausura de edificios y ceses por el cierre del Gobierno.
Todo deriva de la negativa del Congreso de EE. UU. de aprobar una extensión al presupuesto que el presidente Barack Obama, presentó en enero. Ahora el Gobierno Federal no tiene dólares para pagar a sus empleados.
Las medidas prevén la suspensión temporal de alrededor de 800.000 de los casi dos millones de funcionarios públicos que trabajan en la Administración estadounidense. Obama ha de estar sumamente preocupado por esta debacle que enfrenta su administración.

Barack Obama

Barack Obama