Benedicto XVI, su renuncia, la fe y el cristianismo

Joseph Ratzinger, el Papa Benedicto XVI, sorprende hoy al mundo con su renuncia.

Joseph Ratzinger, el Papa Benedicto XVI, sorprende hoy al mundo con su renuncia.

El primer twitt que leía esta mañana, al ver mi celular, era la noticia que le está dando la vuelta al mundo: La renuncia de Joseph Ratzinger, el Papa Benedicto XVI.

Son de esas informaciones inesperadas, porque que se mueren un Papa, en todo caso, podría ser más natural, tomando en cuenta las edades avanzadas de estos líderes mundiales. Como cuando falleció Juan Pablo Segundo, en el 2005.

La noticia de hoy es hasta cierto modo increíble. Porque en los últimos seis siglos no se había escuchado de la renuncia de ningún Papa. Benedicto XVI justificó sus decisión de dos manera, primero, que lo hace luego de amplias reflexiones y segundo, “porque ya no tengo fuerzas para seguir”. Ratzinger está próximo a cumplir 86 años.

Pues bien, y ahora. ¿Qué debe pasar con este acontecimiento? La renuncia. NADA. Es una decisión personal del Papa. La demisión cobrará vigencia el próximo fin de mes, y en marzo ya habrá sido designado al sucesor.

Con la FE tampoco debe pasar nada, porque la fe es de cada uno y no depende de un hombre, sino que de la creencia en Dios. Cristianos católicos o evangélicos, caemos en error cuando nuestra confianza es en un hombre. Como pasa con frecuencia con los pastores.

Ratzinger solo es un líder que llegó al final de su era al frente del catolicismo.

El cristianismo es el que debe prevalecer por encima de todo, por encima de la religión. Es la base para el acceso al ser supremo, Dios. Yo soy el camino, dijo Jesús.

Un dato curioso. Fue una mujer la primera en difundir la noticia de hoy. La periodista italiana Giovanna Chirri, corresponsal en El Vaticano de la agencia italiana ANSA, fue la primera en enterarse de la renuncia del Papa al hablar latín: “He dado la noticia y me he puesto a llorar”, dijo.  

Feliz inicio de semana y con nuestra FE puesta en Dios, nada más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *