Periodistas de corazón

Columna publicada en elQuetzalteco, el sábado 1 de diciembre de 2012

 

Por César Pérez Méndez

cperez@elquetzalteco.com.gt

D-Frente

 

EL PERIODISMO no es un trabajo, por supuesto, para quienes ven en esta profesión una forma de vida sustentada en el servicio. Que tiene sacrificios, indudablemente, pero quien los asume, lo hace por convicción y por gusto. 

“El mejor oficio del mundo” como lo llama el escritor, novelista, guionista y periodista Gabo, tiene sus contrastes y matices que lo hacen único y especial. 

En la vida de un periodista no hay dos días iguales. Del modo que hoy puede estar cubriendo una solemne ceremonia, de gala, bien planchado, como debe ser; mañana puede estar en un sitio recóndito atendiendo un conflicto o catástrofe; empolvado, sudado, pero presente.

El lugar del periodista está donde se generan las informaciones, sin condición de espacio ni tiempo. 

 El periodista es el testigo que todos quieren y que algunos odian, porque revela los mayores secretos sin magia, más que con la verdad en la mano. 

Un periodista de verdad sabe que incomoda e inquieta la comodidad de quienes abusan y se aprovechan de sus condiciones y posiciones.

Un periodista de verdad tiene compromisos, pero con la verdad, por ser su mayor estandarte. 

Un periodista de verdad es aquel que hace un relato comprensivo y real de los acontecimientos que observa.

Un periodista de verdad es respetuoso de sus fuentes y del público al que traslada las noticias, porque sabe que la población tiene derecho a una información verídica e imparcial.

Un periodista de verdad concibe a la información como un bien social y no como simple producto.

Un periodista de verdad es sensible, porque antes que nada es humano. 

Un periodista de verdad pone antes que nada, los intereses colectivos. 

Un periodista de verdad es apasionado, pero sensato y coherente.

Un periodista de corazón, es un periodista de verdad. Un reconocimiento  al equipo de periodistas de corazón que conforman la Sala de Redacción de elQuetzalteco.  

 

PUNTO FINAL. Cada 30 de noviembre se celebra en Guatemala el Día del Periodista, por el primer tiraje de La Gaceta, el 1 de noviembre, en 1729; dicha edición fue para todo el mes, por ello, se acordó festejar cada fin de mes.

Y qué dice la Ley contra la Corrupción

Columna publicada en elQuetzalteco, el sábado 24 de noviembre de 2012

 

Por César Pérez Méndez

cperez@elquetzalteco.com.gt

D-Frente

 

Ayer, Prensa Libre dedicó dos páginas a un contenido de sumo interés social: Ley contra la Corrupción, la cual entra en vigencia la próxima semana.

Para que existiera esta normativa, debieron pasar más de 10 años, porque los políticos del Congreso se oponían a que existiera un instrumento que le cuente las costillas a toda persona que haga mal uso de los fondos públicos.

Ahora es una realidad, pero para que funcione, todos debemos conocerla. ¿Y qué dicen pues sus 47 artículos?

Desde el Artículo 1, sentencia: “Los funcionarios o empleados públicos que, abusando del cargo del que están investidos, cometieren cualquier delito, serán sancionados con la pena correspondiente al delito cometido, aumentada en una cuarta parte”.

Dice la ley que en los delitos donde las personas resulten responsables y no se tenga señalada una pena, ¿saben qué? Se impondrá multa desde 10 mil hasta 625 mil dólares, o su equivalente en moneda nacional. 

Así que no habrá tales con los funcionarios mañosos que todo lo ocultan, borran, tapan o entierran.

Y hablando de no dejar evidencias, Artículo 12, todo aquel que destruya registros informáticos, será sancionado con prisión de hasta cuatro años y multa de hasta Q10 mil. Muy poco, pero peor es nada.

Al incurrir en actos de corrupción comprobados, ni saben qué: se les suspenderá todos sus derechos políticos, de acuerdo con el Artículo 4. 

El tan conocido abuso de autoridad, es decir, ordenar, realizar o permitir cualquier acto arbitrario o ilegal, ahora tendrá cárcel. La pena será de tres a seis años.

Y no se diga para aquellos funcionarios y empleados públicos que cometan  cohecho pasivo y activo, o para quienes incurran en peculado (sustraigan fondos), y malversen (cambien los destinos de los recursos), serán severamente castigados con penas de hasta 10 años tras las rejas, incluyendo al evidente enriquecimiento ilícito.

La Ley está ahí, esperemos que no sea sólo vigente, sino positiva: aplicable.

 

PUNTO FINAL. Link para que vean el contenido completo: http://www.prensalibre.com/noticias/politica/Ley-Corrupcion_0_815918441.html

Argentina desde el ojo de Mariel Rivera

Piedras y hielo argentino. Foto: Mariel Rivera

La buena amiga Mariel Rivera de Guzmán ha vuelto a Xela. Luego de vivir durante 13 meses en Argentina, me platicó que se instalará nuevamente en su ciudad natal.

La afición de Mariel por la foto la ha llevado a realizarlo de manera profesional. Ahora que regresa, nos presenta su exposición Argentina, muestra fotográfica.

En la sede de la Alianza Francesa de Quetzaltenango, este próximo sábado 24, a partir de las 18 horas, quedará abierta la exposición.

Para motivarlos a asistir, aquí les anticipo un par de imágenes que podrán ver a partir del fin de semana.

Felicitaciones a Mariel por su buen trabajo y gusto por los buenos enfoques.

Argentina. Ángel de espadas. Foto: Mariel Rivera

Día del Hombre pasa entre broma y broma

Este 19 de noviembre se celebró el Día del Hombre, pero pasó desapercibido, es más, fue satirizado. Nadie se lo toma en serio, ni nosotros mismos. Yo si creo que hay que celebrar la hombría.

Así como se celebra el Día de la Mujer, cada 8 de marzo; aunque muy distinta es la celebración del Día de la No Violencia contra la Mujer, cada 25 de noviembre. Tampoco es una fecha para la no violencia contra los hombres que, aunque existe, seguramente es mínima, por lo que no creo conveniente una fecha para tal cosa; pero sí, para celebrar al género masculino.

Ni se trata de recibir regalos o arreglos florales, pero sí abrazos o afectos hacia nosotros. Si el Día de la Mujer exalta la belleza y todos sus valores, que Día del Hombre resalte su contribución en los sentidos que quieran, hasta en hacer feliz a ellas.

El Día del Hombre se celebra desde 1999, inició en Trinidad y Tobago, y se ha extendido por el mundo, incluyendo en Guatemala.  Según su comité organizador, el fin es abordar temas de salud de varones, resaltar su rol positivo diariamente en la sociedad y promover la igualdad de género.

Si se trata de equidad, entre mujeres y hombres, celebremos también el día de ellas y ellos.

¡Orgullosamente hombre!

 

El Día Internacional del Hombre tiene seis pilares:

  1. Promover modelos masculinos positivos: hombres de la vida cotidiana, que viven vidas decentes y honestas.
  2. Celebrar las contribuciones positivas de los hombres a la sociedad, comunidad, familia, matrimonio, cuidado de niños y el medio ambiente.
  3. Centrarse en la salud y el bienestar social, emocional, físico y espiritual de los hombres.
  4. Poner de relieve la discriminación contra los hombres, en las áreas de servicios sociales, las actitudes y expectativas sociales, y la ley.
  5. Mejorar las relaciones de género y promover la igualdad de género.
  6. Crear un mundo más seguro y mejor, donde la gente puede estar segura y crecer para alcanzar su pleno potencial.

Donde la tierra tronó: La Loma

Esta casa en La Loma, era de don Rigobaldo Gómez Alvarado. El terremoto la destruyó por completo. Foto: César Pérez Méndez

Columna publicada en elQuetzalteco, el sábado 17 de noviembre de 2012

 

Por César Pérez Méndez

cperez@elquetzalteco.com.gt

D-Frente

 

Desafortunadamente los más afectados por el terremoto son los más pobres y quienes viven más lejos. Como si no fuera suficiente la escasez, para sumarle destrucción. La vida se muestra injusta.

Cada vez que regresemos a casa, demos gracias a Dios si todo está bien y en su lugar, porque conforme he recorrido las áreas destruidas por el movimiento telúrico de 7.2 grados, me he dado cuenta que el sufrimiento únicamente aumenta y que se prolongará por meses y quizás años.

Ahí las familias ya estaban pasando penas, por falta de alimentos y oportunidades laborales. Ahora es un calvario, porque hasta antes del 7 de noviembre, al menos tenían unas láminas encima. 

Muchos admiran las estrellas, ellos las ven porque no les queda de otra. En cuestión de 56 segundos se quedaron con el cielo de techo. Si antes, a pesar del hambre, se quedaban dormidos, hoy el frío les prolonga el sufrimiento.

Aquí no tembló, aquí tronó la tierra, dicen los sobrevivientes de la falla geológica que se formó a flor de tierra en la aldea La Loma, en San Martín Sacatepéquez, Quetzaltenango. 

Al ver la destrucción completa de 25 viviendas y daños severos, o sea, paredes caídas, en otras 20, puedo afirmar que de milagro no murieron estas familias quetzaltecas confinadas entre las fincas cafetaleras de la boca costa de este departamento. 

Llegar a La Loma, pasando primero por la aldea Buena Vista, donde hay otras 11 familias sin techo, es quedarse sin aire y no precisamente por la altura, sino porque al ver tanta destrucción y pesar, duele hasta en el corazón.

Los adultos mayores no se quieren ir, a pesar que el lugar fue declarado inhabitable, mientras que los niños no entienden por qué la tierra se los quiso tragar.

Ahí es donde verdaderamente se requiere de la ayuda de todos. 

Les cuento esto, crudo, real, sin drama, porque en la ciudad, para muchos no pasó mayor cosa -gracias a Dios-, pero en comunidades, como La Loma, la montaña se sacudió y tiene golpeados y dolidos a sus habitantes. 

 

PUNTO FINAL. Y siguen las réplicas, 201 hasta ayer, las cuales pueden durar semanas y hasta meses, pero no es para alarmarse porque se trata del reacomodo de la corteza terrestre.

Un antes y un después del 07.11.12

Columna publicada en elQuetzalteco, el sábado 10 de noviembre de 2012

 

Por César Pérez Méndez

cperez@elquetzalteco.com.gt

D-Frente

 

Quienes decíamos que no le teníamos miedo a los temblores, seguramente ahora es otra nuestra respuesta. 

A las 10:35 de la mañana del miércoles 7 de noviembre, me encontraba en mi oficina, los minutos estaban pasando de manera normal, ya había leído los periódicos del día, enviado y recibido correos, realizado llamadas y justo cuando revisaba una planificación, llegó lo inesperado.

Sin imaginarlo jamás, sentimos aquel primer tirón, empuje o golpe. Todo se movía y cada vez era más fuerte. Al principio, la sensación fue que se trataba de un temblor más, como aquí estamos acostumbrados a que en cualquier momento la tierra se acomoda. 

Seguramente fue hasta que se cumplieron y comenzaron a rebasar los primeros 45 segundos que, todos caímos en la cuenta de que era algo más que un temblor. Estábamos viviendo un terremoto.

Había permanecido sentado hasta que repentinamente se abrieron las puertas de mi librera. Fue entonces cuando me puse de pie y comenzamos -junto a todos mis compañeros- a movilizarnos. 

Una de las jovencitas practicantes estaba completamente inmovilizada junto a una de las columnas principales del edificio, mientras que los demás -en medio del pánico y, sinceramente, gritos y lágrimas- comenzaban a abandonar las instalaciones de este periódico. 

Cada quien vivió el 07.11.12 de diferente manera, dependiendo del lugar donde se encontraban. Nuestras oficinas tienen algunas divisiones de vidrio y eso provocó que el ambiente se estremeciera, porque todo tronaba. 

Una película de pavor se queda corta frente a esta dura realidad de la cual despertamos hasta momentos después.

La primera reacción es sentir que estamos vivos e inmediatamente pensar en nuestras familias, en nuestros seres amados. Ahí es cuando la angustia invade. 

Inmediatamente tuve que ir a constatar que en casa todo estuviera bien. Afortunadamente solo había sido el susto. Sin señal de celular, el movimiento en las calles era inusual. 

Y conforme fue pasando el tiempo, se fue sabiendo de la tragedia que cobró 52 vidas y dejó miles de damnificados. 

PUNTO FINAL.¿Qué hubiera pasado si hubiera sido el fin? Afortunadamente lo estamos contando y si de algo sirve, más allá de saber reaccionar, nos obliga a reflexionar sobre la existencia.

Portada de elQuetzalteco, sábado 10 de noviembre de 2012.

Estado de Calamidad por terremoto

Portada de la edición impresa y más información en www.elquetzalteco.com.gt

Esta mañana de jueves, el Presidente de la República, Otto Pérez Molina, decretó Estado de Calamidad en los cuatro departamentos más afectados por el terremoto de ayer, de 7.2 grados y que cobró la vida de 52 personas.

Los departamentos involucrados en esta decisión presidencial son: Quetzaltenango, San Marcos, Huehuetenango y El Quiché. El Estado de Calamidad se establece 24 horas después de la sacudida.

En seguida les comparto el Editorial del periódico elQuetzalteco, de una edición extraordinaria que publica hoy sobre el fuerte sismo que impactó precisamente en el Occidente de Guatemala.

Editorial

No estamos listos para un fuerte temblor

Ayer quedó demostrado algo a lo que vale la pena prestarle atención. Cuando comenzó a temblar, a las 10:35 horas, nadie creía que el sismo se prolongaría por 56 segundos. Para cuando la mayoría se dio cuenta de que se trataba de algo mayor, se desató el pánico y entonces, nadie sabía qué hacer ni para dónde ir.

Todo mundo corría, otros quedaron paralizados, pero hubo algo en común: nadie estaba listo. Por supuesto que un temblor no avisa, pero debe haber una mínima cultura de prevención y reacción ante un desastre. Hay que recordar que en estos acontecimientos naturales, la mayoría muere porque no saben de qué manera enfrentar una situación de crisis.

A la Emergencia del Hospital Nacional de Occidente, HNO, en tan solo unos minutos ingresaron 19 personas; 16 de Xela y tres de San Marcos, por crisis nerviosa, la mayoría con heridas leves, pero a consecuencia de no haber sabido manejar esos 56 segundos de movimiento telúrico.

No hay planes ni rutas de evacuación de personas de los edificios públicos, principalmente en el Centro Histórico de la ciudad de Quetzaltenango, donde las infraestructuras están débiles por el paso del tiempo. Todos salieron corriendo a resguardarse bajo cielo abierto, en esos segundos interminables, hubo empujones y el riesgo de que a las personas les cayeran encima objetos pesados. Un grupo demasiado vulnerable lo constituyen los adultos mayores y niños, ayer con la salvedad que los escolares, en su mayoría, se encontraban en sus viviendas por las vacaciones. No estamos listos. Hay que remarcarlo. Si lo estuviéramos, pudo haber un poco más de calma y orden. De las universidades de la ciudad, por ejemplo, los estudiantes que se encontraban en edificios de hasta tres pisos, salieron demasiado apresurados, cuando la regla de seguridad en estos momentos es el orden y la calma.

Hay que salir en fila. Sin embargo, nadie lo hizo y si algunos lo sabían, otros no colaboraron. Tampoco es que alguien en específico tenga la culpa, pero todos, debemos prepararnos, porque nunca se sabe cuándo.

La principal recomendación es estar organizados. En el lugar de trabajo, en los centros educativos y, especialmente en el hogar, donde para este caso, se encontraban los hijos de las familias.

Las madres de familia deben instruir a sus hijos sobre la manera de salvaguardar sus vidas; una de esas formas es identificar los lugares seguros donde pueden permanecer.

Algo importante es tener a la mano, en un directorio a la vista, los números de teléfono de las instituciones o unidades de emergencia; un botiquín con lo básico, además de una linterna y un radio portátil para estar enterados.

Estar listos también significa no propagar rumores como ayer, porque hasta se hablaba de un Tsunami, por el hecho de que el epicentro se encontraba en las costas de Champerico. Siempre se debe esperar información oficial.

Estamos de luto en Quetzaltenango. Además del susto y daños materiales, el sismo de 7.2 grados dejó varios muertos en cuatro municipios. Nuestra solidaridad con las víctimas.

Obama’s night: La noche de Obama

Por César Pérez Méndez

La verdad, Latinoamérica celebra el triunfo de Barack Hussein Obama, por muchas razones.

Tres de esas fuertes razones son las siguientes: a) Seguramente las resoluciones, acuerdos y políticas que salgan desde la Casa Blanca serán más favorables, más amigables pues, para los millones de inmigrantes radicados en Estados Unidos, entre ellos, los 1.8 millones de guatemaltecos.

b) Creo que a Guatemala le conviene un socio comercial más abierto, como las condiciones del Gobierno demócrata. Recordemos que el principal socio comercial de Guatemala es EE. UU.

Y c) Porque el presidente Obama representa a las minorías, en su caso, a los afroamericanos, pero que de paso, se identifica con los latinos en ese país del Norte.

El triunfo de Obama es histórico, ganó anoche un segundo periodo consecutivo con una marcada ventaja sobre el republicano Mitt Romney.

En seguida les comparto algo muy interesante, como la prensa de EE. UU. destaca el triunfo. En el caso del diario estadounidense más importante, el New York Times, titula: Obama’s night: La noche de Obama.

 

2018: de la euforia a la razón

Columna publicada en elQuetzalteco, el sábado 3 de noviembre de 2012

 

Por César Pérez Méndez

cperez@elquetzalteco.com.gt

D-Frente

 

La realización de los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe 2018 sigue siendo un sueño para Quetzaltenango. Ahorita les digo por qué. 

Presten atención, porque la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe, Odecabe, no dijo que va a preparar el terreno para los Juegos, sino que únicamente dio su aval para que esta ciudad sea la sede. 

Otra cosa, muy distinta, es que aquí, en esta linda tierra, se lleven a cabo los Juegos. Eso no depende de la Odecabe ni de ninguna autoridad foránea, depende de las autoridades locales y nacionales. 

Por ello nos debemos bajar del carrito de feria, de la alegría, euforia y pensar en frío, para que no nos dejen peinados y alborotados dentro de seis años. 

Me da gusto ver que niños y jóvenes ya se tomaron en serio este magno evento, con entrenos más arduos; lo mismo deberían hacer las autoridades. 

Pensar frío es preguntarse, pero concretamente, de dónde van a salir los recursos financieros para una inversión de Q300 millones anuales para la infraestructura que, en total suman Q3 mil millones hasta el 2018.

Las autoridades ya hicieron sus cuentas y no parecen estar preocupados, porque dicen que es apenas el 0.05 por ciento del Presupuesto General de la Nación. Deberá pasar entonces por el Congreso, ¿y la oposición qué va decir?  

Estuvo muy bien el aval del Presidente Otto Pérez Molina, para pedir la sede, pero debemos estar claros que el mandatario se va ir, quiera o no, en el 2016; estarán pendientes dos años más para la realización de los Juegos. 

Soñar es fácil y para ustedes señores funcionarios, engañar es mucho más fácil, se les da. Pero en este caso, sean conscientes y realistas frente a la designación de Xela como sede para el 2018.

Para el caso de la Municipalidad, si no ha tenido la capacidad de resolver el estado de las calles, no esperemos de ella, la realización de los polideportivos y la Villa Olímpica. Hay mucho por hacer. 

De la euforia que todos sentimos por este acontecimiento, pasemos a la realidad y veamos que esto no sea una presentación al estilo Disney: muy bonito para ser real.  

PUNTO FINAL. Y qué decir para que esto no sea un nido de corrupción; todos tendrán que estar vigilantes.