Ricardo Arjona: Carta a un padre

Ha de ser difícil despedir a un padre. Decirle adiós para siempre. Ricardo Arjona lo hizo a su manera, con su estilo. En seguida la carta publicada ayer en Prensa Libre. A mí me gustó e impactó, pero más me hizo reflexionar.

Carta a un padre

“Don Ricardo: Recién graduado de maestro, allá por los años 40, tomaste el tren de las coincidencias persiguiendo en mapas las coordenadas que te llevarían a la plaza de maestro que te otorgó el Ministerio de Educación, al otro lado del mundo, en San Agustín Acasaguastlán. Además, para tu suerte, te toparías con Mimi, la maestra más guapa del lugar.

Ahí serías, por primera vez, el Profe a tus apenas 19 años; pero, además, el rey de la serenata y la bohemia; el principe del billar y el enamorado de la vida y las mujeres hasta que doña Mimi te marcó las reglas del juego. Yo ya te admiraba y me faltan años para nacer. A veces llegué a pensar que en el banco de niños soborné a algún ángel de poca vocación para que me brindara el milagro de poder ser hijo de alguien tan extraordinario como vos. De lo contrario, cómo explicar tantísima suerte.

Te enamoraste de Mimi y nacieron mis hermanos, y cuando parecía que la cosa se quedaba así, el ángel corrupto se aprovechó de una noche de descuido y tuviste un accidente al que después llamarías justamente como vos, yo.

¿Te acordás cuando vacié la alcancía de mi hermana para dedicarme a las apuestas del billar? Con apenas 13 años, yo ya me codeaba con los adultos en el sitio aquel y cuando me descubrieron te esperé en la sala para recibir el castigo que me merecía.

Entraste despacio, me viste y me dijiste con voz calmada: “Ponete zapatos, que vamos a salir”; me llevaste a un barrio lejano en un autobús público, entramos a unos billares de los que no me acuerdo el nombre; pediste que te alistaran una mesa y me preguntaste: “¿Qué te gusta jugar?”.

Bola negra, te dije. Jugamos siete partidos y los siete me los ganaste sin dificultad.

Cuando metiste la bola negra en el último juego me dijiste: “Mira si has perdido tu tiempo, le robaste a tu propia hermana, descuidaste tus estudios… y ni siquiera juegas bien”.

Pusiste el taco en la pared y te fuiste. Tuvieron que limpiar con un trapo las lágrimas que boté aquella tarde y no hubo trapo que limpiara en mi interior la lección que me dejaste. Cuando me tocó crecer físicamente lo hice mucho más que vos. Yo llegué al metro noventa y cuatro; vos te quedaste en tu metro sesenta y nueve. Que con los años fue disminuyendo. A pesar de la diferencia, siempre te vi para arriba, porque para mí no había nadie en el mundo más grande que vos.

Te sorprendí viejo en aquel juego de futbol, hace apenas unos años, cuando detuviste la chamusca y me llamaste la atención enfrente de todos y me dijiste: “Sé que en este deporte los pases en profundidad se ponen metros adelante del jugador y en diagonal… pero yo tengo 70 años, cabrón, a mí ponémela en las patas”.

Hace apenas cuatro años, a tus 71, andabas de mochilero recorriendo Europa, haciendo safaris en las tieras más escondidas de África o viajando cada fin de semana con mi madre a cualquier lugar.

Igual un palacio, igual un puesto de comida sacudiendo moscas en la carretera. Jamás te quejabas y te sorprendías por todo.

¿Habrá manera más feliz de vivir? Te extrañé mucho cuando me fui a México, pero siempre supiste que este oficio fue todo culpa tuya, que vos me pusiste la primera guitarra en las manos y me enseñaste los primeros acordes con aquellas cuerdas de metal que ampollaban mis dedos de niño de 7 años.

Hoy, mi biografía es un rosario exhibicionista de logros, tengo lo que no llegué a soñar nunca y, a pesar de todo eso, cada vez que despierto en las mañanas pido al cielo que me permita ser por lo menos solo un poquito como vos.

Alguien decide las llegadas y las partidas en esta obra de teatro que se nos otorga solo por un ratito.

“Desde el parto ya compartimos la epidemia… de este síndrome de la caducidad”.

Sentado en tu lecho de enfermo, tomo tu mano y apenas siento vestigios de la fuerza que ostentaste siempre. No estoy seguro si entendés lo que te digo, pero tus ojos me dicen claramente que sabés a ciencia cierta que tenés contigo mi amor indescriptible, mi admiración y mi profundo respeto.

A tu lado inamovible, ese roble de vitalidad y solidaridad que escogiste como tu compañera de toda la vida, la Mimi, mientras la Ingue y la Vero multiplicándose para que no te haga falta una gota de vida a donde quiera que se consiga.

Hace 75 años, el mundo fue mejor lugar desde que lo poblaste; hoy, seguro vas como a convertir en un mejor lugar a donde quiera que vayas.

El otro día que a mí me toque, espero encontrarme al mismo ángel sin vocación, para sobornarlo de nuevo a cualquier precio y me dé la posibilidad de volverme a encontrar contigo, donde quiera que sea”.
Te amaré siempre.
Tu hijo, Ricardo Arjona.

Una postal dominguera

Como en mi columna de ayer –abajo- me refería al turismo local, me quedé con ganas de admirar la naturaleza, para lo cual hoy domingo le comparto -arriba- una esplendorosa y original postal, sólo que de Indonesia; a la vuelta de la esquina… no.
Indonesia es un país insular, situado entre el Sureste Asiático y Oceanía, donde habitan más de 237 millones de personas, convirtiendo en el cuarto país más poblado del mundo. Además, Indonesia es el país con más musulmanes del planeta. Al menos ya saben algo más, para su acerbo personal o puede ser que sólo se lo haya recordado.
¡Feliz domingo!  

El turismo no es lo mismo sin Las Georginas

Columna publicada en elQuetzalteco, el 25 de septiembre de 2010

Por César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Por supuesto que el departamento de Quetzaltenango tiene sitios atractivos y encantadores, como el monumento natural y cultural, volcán y laguna de Chikab’al; la espectacular vista desde el cerro El Baúl o el mismo Centro Histórico con su estilo arquitectónico neoclásico, pero no es lo mismo, sin Las Georginas.

Un reporte de http://www.elquetzalteco.com.gt/ señala que el turismo bajó un 30 por ciento desde que colapsó este turicentro, en Zunil, luego del paso devastador de la tormenta Ágatha.

Es cierto, la gente que visita la Ciudad de Los Altos llega por muchas razones, hasta por su rica gastronomía, pero también traen en mente, darse un baño con agua azufrada, la que sale de las entrañas del volcán Zunil, en Las Fuentes Georginas.

Lamentablemente esto ya no es posible desde que la tormenta arrasó con todo en este sitio turístico y, con ello, toda actividad que gira alrededor de esta industria se ha visto mermada, como la ocupación hotelera, entre tantas más.

Para la reconstrucción en general no se ven fondos por ningún lado; sin embargo, la buena gestión y demostración que el turismo ha caído, provocó que el Instituto Guatemalteco de Turismo, Inguat, aprobara Q800 mil para la reconstrucción de Las Georginas.

Esto qué quiere decir, que la reconstrucción es posible, pero no sólo haciendo visibles los daños, sino demostrando la necesidad de restaurar, en beneficio colectivo, como en el caso del turismo, donde no únicamente se beneficia a hoteles y restaurantes, sino que a las comunidades que dependen de los visitantes.

Los fondos para Las Georginas serán entregados en dos aportes y se espera que los trabajos estén finalizados antes que concluya el 2010.

PUNTO FINAL. Las fuentes fueron descubiertas por dos jornaleros de Zunil, en 1902, y funcionaron como baños comunales, hasta que el presidente Jorge Ubico las bautizó como Las Georginas, en honor a su esposa Georgina, porque frecuentaban el lugar cuando visitaban Quetzaltenango.

Las Fuentes Georginas, en Zunil, Quetzaltenango, Guatemala, antes del paso de la tormenta Ágatha. Foto: elQuetzalteco

Falla afecta a Facebook por segundo día

Millones de usuarios no pueden acceder a su cuenta en la popular red social un día después de que el sitio presentara el mismo problema.

La red social Facebook ha vuelto a presentar fallas luego de que ayer sus servidores estuvieran caídos durante varios minutos, afectando a millones de usuarios en el mundo.
Al igual que el día de ayer, los usuarios de Facebook han recurrido a Twitter para advertir de la falla a través del hashtag #facebookdown que vuelve a estar en la lista de Trending Topics (temas más importantes).
La falla registrada el día de hoy afecta únicamente al portal de Facebook, mientras que su blog oficial permanece activo. A pesar de esto los administradores de la red social no han publicado ninguna información al respecto.

El martes, el sitio de microblog Twitter fue víctima de un ataque a través de un “agujero” en su sistema de seguridad.

El responsable, un joven de 17 años, causó una falla masiva en la que se enviaban mensajes sin sentido, ligas a sitios pornográficos y reenvíos de tweets sin el consentimiento de los dueños de las cuentas. Fuente: Diario El País

Hoy es el Día Internacional de la Paz

Cada 21 de septiembre se celebra la paz. Pero qué es la paz, creo que más allá de la ausencia de guerra, la paz es la tranquilidad que cada quien puede experimentad cada mañana, cada vez que despierta.
La gente dice que no hay paz, por tanta violencia e inseguridad, y tiene razón, porque la armonía hace mucho tiempo que fue vista la última vez. De esa cuenta, busquemos la paz interior y proyectémosla, a lo mejor así comienza una luz en el camino.
El 7 de Septiembre de 2001, la Asamblea General de Naciones Unidas decidió que, a partir del 2002, el Día Internacional de la Paz será observado cada 21 de septiembre, fecha que se señalará a la atención de todos los pueblos para la celebración y observancia de la paz (resolución 55/282).
Declaró que «el Día Internacional de la Paz se observará en adelante como un día de cesación del fuego y de no violencia a nivel mundial, a fin de que todas las naciones y pueblos se sientan motivados para cumplir una cesación de hostilidades durante todo ese Día».
También invitó a todos los Estados Miembros, a las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, a las organizaciones regionales y no gubernamentales a conmemorar de manera adecuada el Día Internacional de la Paz realizando, entre otras cosas, actividades educativas y de sensibilización de la opinión pública.
Así que hoy, déle cabida a la paz en su mente y corazón, pero, sobretodo, en sus actividades y actitudes.