Cada vez más cerca del triunfo

Columna del sábado 1 de noviembre de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Aquí, como si nada estuviera pasando con la economía, la gente sigue comprando a manos llenas; cosa que no sucede en Estados Unidos, donde la población dejó de comprar, desde ve-hículos del año, hasta el cereal para el desayuno.
Eso qué quiere decir, que si los habitantes del país considerado como la primera potencia económica del mundo están pasando penas, mayor preocupación debería ser la nuestra, como residentes de una nación tercermundista.
Por ello, las elecciones para sustituir al presidente George W. Bush, el próximo martes 4 de noviembre, no deben ser desatendidas por nadie.
A mi forma de ver las cosas, -lo dije en este mismo espacio, el pasado 6 de septiembre-, el ganador será el demócrata Barack Obama, sobre el republicano John McCain.
Dicho pronóstico está cada vez más confirmado por las encuestas que dan ventaja de hasta seis puntos del demócrata sobre el continuismo que representa el republicano.
En el fondo, gane quien gane, ninguno representa beneficio directo e indirecto para los guatemaltecos, ni para nuestros parientes y amigos indocumentados radicados allá, una vez el tema migratorio no es prioridad para Obama ni para McCain que, están enfocados en poder ofrecer la mejor propuesta de salida a la crisis económica que no tiene vuelta.
A pesar que en la ciudad de Quetzaltenango ya notamos la baja en los combustibles y sus derivados, ayer, por ejemplo, llené el tanque de mi automóvil con Q250, cuando hasta hace unos días no era con menos de Q300; eso no debe confiarnos y pensar que vienen tiempos mejores, como decía aquel político.
A pesar de lo anterior, ya es oficial que el Producto Interno Bruto, PIB, de EE UU, tuvo una contracción -insuficiencia- de 0.3 por ciento en el tercer trimestre. De esa cuenta, los expertos advierten una recesión que se podría extender hasta el 2010.
Y esa situación, finalmente, golpeará la frágil economía guatemalteca que, de acuerdo con el ministro de Finanzas, Juan Alberto Fuentes Knight, se evidenciará con una baja en las remesas familiares y el turismo, además de una reducción en las exportaciones.

PUNTO FINAL. Entonces, por qué debe ganar Obama, porque no sólo representa el cambio, sino una oportunidad para las minorías, como la que él representa. No es por ninguno de nosotros.

Nadie escapa; ¿qué podemos hacer?

Columna del sábado 25 de octubre de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Sólo el presidente venezolano Hugo Chávez cree que la crisis económica internacional no afectará su país; cuando los reportajes muestran que sus gobernados están sumamente preocupados, pues ya se comienza a sentir la problemática.
La situación es peor que un virus, que una plaga, porque nadie escapa. A lo mejor usted, desde aquí, en Xela o cualquier otra parte, lo ha comenzado a percibir, pero no lo encara directamente; por eso mismo, no le ha prestado la debida atención.
Sin embargo, para el caso de los guatemaltecos, la estimación del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, CIEN, es que la crisis económica se va dejar sentir durante los primeros tres meses de 2009.
A todos nos va tocar prepararnos para un escenario complicado que se extenderá por unos dos años.
No se trata que la crisis nos alcance, sino que debemos prepararnos; pensando en esto, recibí ayer un reenvío del gerente de la Cámara de Comercio, filial Quetzaltenango, Álvaro Solís, donde aconsejan personalmente lo siguiente:
– Cuide su trabajo; sea más eficiente, no pierda el tiempo en el Internet.
– Baje el nivel de gastos personales; es importante que revise sus gastos personales y procure apretarse el cinturón: NO gaste en cosas que no sean de primera necesidad.
– Ahorre lo más posible; esto se hace aún más importante por la incertidumbre que existe actualmente.
– Baje sus deudas, sobre todo las que tengan una tasa de interés que no sea fija. Analice la tasa de interés que está pagando por sus deudas.
– Las tarjetas de crédito y las tarjetas de las tiendas son una tentación enorme. No saque nuevas y si puede cancelar algunas hágalo.
– Tenga cuidado con los préstamos a otras personas; si lo llega a hacer pida alguna garantía.
– Manténgase saludable. Las enfermedades cuestan dinero. Pónganse a dieta, baje de peso, haga ejercicio…

PUNTO FINAL. Comente todo esto con su familia; es importante que lo entiendan y apoyen.

El liderazgo que proclama Harold Caballeros

Columna del sábado 18 de octubre de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Los escépticos del pastor-político Harold Caballeros dicen que escucharlo es exponerse a dos posibilidades: terminar afiliado a su partido Visión con Valores, VIVA, o inscrito en la Universidad San Pablo de Guatemala que, él fundó.
Lo anterior no es del todo cierto, eso sí, el maestro -doctor- es un orador por inspiración y convencido de lo que habla.
A pesar que a esa hora jugaba la Selección -miércoles reciente- y que el ingreso costaba Q100, Caballeros tuvo un lleno total en el Gran Karmel de la ciudad de Quetzaltenango, donde ofreció una conferencia sobre liderazgo.
Comenzó diciendo que el liderazgo es, en estos tiempos, un arma, frente a la crisis generalizada. Y que más allá de ser un proceso para influir en otros, como académicamente se concibe, el liderazgo es la interacción entre el líder y sus seguidores; pero que no hay tal, sin elementos vitales como la comunicación, motivación y actitud; esto último aplicado como un cambio de actitud hacia la vida misma, incluso hacia el enemigo.
Entonces, ¿dónde y cuándo surge el liderazgo? Dice él que brota de la crisis; de esa cuenta, estamos urgidos de líderes, como servidores, que procuren el bien de los demás. Por eso, en política partidista, hasta hoy, no he conocido líder alguno, con esas características.
Lo medular en el discurso del doctor Caballeros estuvo en la exposición de las cuatro clases de liderazgo, veamos:
a) Carismático: para comenzar, es un don; estos líderes son seguidos generalmente a ciegas, se reconocen, pero ya fueron superados.
b) Visionario: es el que se sostiene de la visión; empodera a todos.
c) Transformacional: este es el que la sociedad demanda, porque se enfrenta a una realidad que no lo satisface; al reconocer la necesidad, busca mejorar y cambiar la realidad actual. Es plantear una visión de futuro; una perspectiva de necesidad solventada, es decir, lo factible y posible. Por ello, el poder reside en el camino de la solución.
d) Ético y moral: este es el cuarto y último tipo de liderazgo que plantea Caballeros, sin el que los anteriores no tienen sentido, porque los valores, como la honestidad, son el pilar de todo.
Ahora bien, los asistentes habríamos perdido nuestro tiempo si nada de esto ponemos en práctica. Y usted, que me leyó hasta esta línea, está en las mismas condiciones.

PUNTO FINAL. No es pecado decirlo, pero en medio de todo, el pastor Harold Caballeros “vende” no sólo su universidad www.uspg.edu.gt, donde impulsa la Maestría en Liderazgo Organizacional; sino que un nuevo enfoque de VIVA, digo, vida.

Del pollo, el conejo y el gavilán

Columna del sábado 11 de octubre de 2008

Esto ya parece granja, pero se trata de quienes han gobernado el país y lo siguen haciendo.
Alfonso Antonio Portillo Cabrera, ahora tiene 57 años, Presidente de Guatemala
del 14 de enero de 2000 al 13 de enero de 2004; nació en el Oriente del país, en el seno de una familia de clase baja; se mudó a México, donde se graduó como Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales, en la Universidad Autónoma de Guerrero y, posteriormente, obtuvo un doctorado en Ciencias Económicas en la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM.
Durante los setentas, cuando tenía 20 años, se vinculó a organizaciones indígenas y de izquierda.
El “Pollo Ronco”, conocido así por su voz raspada, luego de refugiarse en México está de vuelta; el 7 de octubre reciente, un avión de la Procuraduría General de la República, PGR, mexicana, lo trajo para ser juzgado, aunque con dudas en cuanto a un pacto previo para gozar de privilegios, como su libertad bajo fianza.
Después del “Pollo Ronco”, llegó el “Concejo”, esto ya parece fábula. Óscar José Rafael Berger Perdomo, ahora de 62 años, político y empresario, asumió el poder el 14 de enero
de 2004 para sustituir al líder populista del Frente Republicano Guatemalteco, FRG.
Un “Conejo”, pero fino, porque dicen que fue criado en una familia de la alta burguesía guatemalteca, con ascendencia europea –Bélgica-, se licenció como abogado y notario en la Universidad Rafael Landívar, URL. Apodado “Conejo” desde que jugaba béisbol en su juventud.
A pesar que prometió, desde el inicio de su mandato, una lucha contra la impunidad de los corruptos, el “Conejo” no pudo cazar al “Pollo”.
Berger entregó el mando, el 14 de enero del presente año, a su sucesor, el “Gavilán”. Álvaro Colom Caballeros, sobrino de Manuel Colom Argueta
, alcalde de la Ciudad de Guatemala, asesinado por militares en 1979. También es padre de Antonio Colom, bajista de la banda de rock Viento en Contra.
Después de graduarse como ingeniero industrial
en la Universidad de San Carlos de Guatemala, USAC, se convirtió en empresario y funcionario público, hasta alcanzar la banda presidencial. Más pilas, Colom comenta que no es su apodo, el “Gavilán” es su anual, como dice que es sacerdote maya.

PUNTO FINAL. Además de protagonizar una fauna, puede que haya relación –acuerdos- entre ellos; al menos, Portillo y Colom coinciden en algo, ambos tienen 57 años. Y entre Berger y Colom puede existir un pacto de “cero persecución” porque nadie dice si se manejaron bien o mal los fondos durante el gobierno anterior.

La reivindicación del municipalismo

Columna del sábado 4 de octubre de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Esta semana debe quedar registrada como histórica para los gobiernos locales, especialmente para la región VI del país, nuestra zona. No había ocurrido, en la historia reciente, que un presidente de la República se tomara el tiempo necesario para escuchar, dialogar y negociar con los alcaldes.
Que yo recuerde, ni Arzú, menos Portillo, ni el mismo Berger, les habían prestado atención a los jefes ediles, como el actual mandamás.
El lunes reciente, Álvaro Colom debió cancelar todo lo que tenía en agenda para reunirse con 12 alcaldes de la región, entre ellos, dos de Quetzaltenango, para escuchar sus razones en la oposición a la implementación del Registro Nacional de las Personas, RENAP.
Muy bien el presidente pudo desatenderlos, porque no tenía sentido oponerse, a esas alturas, a una ley que lleva tres años de vida y que sería implementada al día siguiente. Como abortar a un niño nacido, imposible y hasta con nombre y apellidos. La ley del RENAP no es nueva, aprobada en 2005; lo reciente es el rechazo que ha recibido de parte de la población y sus alcaldes, principalmente de Quetzaltenango, Totonicapán, Huehuetenango, Sololá y Chimaltenango.
Colom, al sentarse con los gobernantes locales no es que sea del todo amable, sino que supo que la región estaba afectando su gobernabilidad, con tanto bloqueo de carreteras para exigir la derogación del Decreto 90-2005 que viene a sepultar la tradicional cédula de vecindad y la sustituye por el Documento Personal de Identificación, DPI. Y como dicen que la gente es incontrolable, había que escuchar a sus líderes, es decir, a los alcaldes.
Finalmente no pasó nada, porque era técnica y legalmente imposible de parar el RENAP que tiene vigencia en el país, desde el miércoles reciente. Lo que se consiguió en esa reunión, que inició a las ocho de la mañana y que se extendió hasta las cuatro de la tarde, fue un acuerdo político que, jamás va suprimir la citada ley, pero que sí podría hacerle modificaciones.
A todo esto, podríamos decir que no se logró mucho, si no es que nada. Para qué tanto obstruir carrereas, si no se consiguió más que instalar una mesa de diálogo; pero no, aquí hay una ganancia importante: se mandó un mensaje de regionalización y que los alcaldes, no sólo marcaron su territorio, sino que retomaron la lucha por la autonomía municipal.
Esta región, la occidental, suma 120 jefes ediles que, si logran unirse, no sólo harían la fuerza, sino que podrían crear leyes propias, algo imposible con el actual sistema, pero no lejos de viabilizar.
De esa cuenta, la gestión de los gobiernos locales no debe concebirse como algo de forma, sino de fondo.

PUNTO FINAL. El municipalismo busca redefinir la acción política rescatando la participación local. La tarea es ardua.