Los periódicos regionales colombianos

Columna del sábado 27 de septiembre de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS
Compararse no es bueno, dicen, aunque puede resultar no sólo interesante, sino que productivo. Por qué le hablo del tema, porque usted al leernos es parte de elQuetzalteco.
Así es como surge la idea de viajar a países donde hay periódicos regionales exitosos, pues sabemos que cada vez nuestro lector es más exigente, y con razón, por ello, estamos viendo, porque además es nuestra obligación, cómo le damos un mejor contenido, más interesante.
El viaje duró 17 horas, apenas, comenzando con las tres horas y media de Xela a la Ciudad Capital, luego del aeropuerto de Guatemala a San José, Costa Rica; después a la capital colombiana, Bogotá, y finalmente, el tercer vuelo, a la ciudad de Bucaramanga, capital del departamento de Santander, donde circula El Vanguardia Liberal; unos días aquí y luego a Pereira, zona cafetalera de Colombia, donde funciona el periódico La Tarde.
Qué le puedo contar, pues poco, más son las ideas para aplicar en lo local y mejorar lo que actualmente le ofrecemos en nuestras páginas.
Primero, uno piensa que el periódico de los quetzaltecos está viejo, y no, para nada, si apenas el otro año cumplimos 25 años, pero imagine que El Vanguardia Liberal, en el 2009 celebrará 90 años de existencia. Y La Tarde lleva 33 años de circulación, un poco curioso el nombre, porque en principio era un vespertino que pasó a matutino.
La ganancia de todo esto, además de conocer a muchos periodistas, es que se puede observar, de cerca, qué es lo que hacen y cómo lo hacen, para luego implementarlo y, ojalá, mejorarlo, que es el propósito de este medio de comunicación impreso.
Haciendo una evaluación franca, podemos ver que estamos bien y que hemos estado en el camino del crecimiento, que cada vez nos lee más gente, pero está clara la idea que podemos tener un mejor producto informativo, porque usted se lo merece, porque la ciudad lo necesita y porque paga dos quetzales por su periódico.
A veces se cree que compararse es malo, cuando en realidad no, porque siempre va existir alguien mejor o peor. El punto es ver qué estamos haciendo y lo que estamos consiguiendo con ello; o qué podemos cambiar, porque somos el resultado de nuestras acciones. Por ello, a quienes amablemente nos leen cada martes, jueves y sábado, les abrimos nuestras ventanas para que opinen y nos digan qué quieren ver en las páginas de su periódico elQuetzalteco.
PUNTO FINAL. Si quiere darle un vistazo a estos periódicos, y compararnos usted mismo, ingrese primero a http://www.elquetzalteco.com.gt/, luego dese una vuelta por los colombianos regionales: al periódico LA TARDE, http://www.latarde.com/, luego al Vanguardia Liberal, http://www.vanguardia.com/.

Cómo está su ánimo, respóndase

Columna del sábado 20 de septiembre de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Aunque no lo crea, de eso depende todo; no de si tiene trabajo, dinero o con quién compartir las sábanas.
Entendamos el ánimo como la situación afectiva o emocional de cualquier persona. Simplificado, es cómo se siente, ahora mismo.
Platicando con un amigo, me preguntó eso: “cómo estás”. De ahí se desprenden estas ideas que hoy comparto con usted y ejemplifico.
Fíjese, para que esto sea más creíble, haga el ejercicio que yo realice; le pregunté a 10 personas lo mismo, que cómo estaban. La respuesta de la mayoría, siete, fue: “ahí pasándola”, qué quiere decir eso, ni bien ni mal; puros zombies, medio muertos o muertos vivientes.
Dos más dijeron “mal”, uno de ellos, atribuyéndole su estado de ánimo al clima; “mira, hasta está lloviendo y hoy que quería ir a la feria”. Sólo uno, me dijo, hasta sonriente: “puro calidad, aunque sin fichas, ahí está la feria para distraerse” –que de hecho, termina mañana-. Mire ese contraste.
Y si le pregunto lo mismo, qué me diría: bien, pasándola, más o menos; ahí, dos que tres; jalando la carreta, no hay de otra, y tantas cosas más.
Ahora bien, de qué dependen todas esas diferencias en el valor, el empuje o la energía de cada uno, pues de nada material, porque en las chozas también hay felicidad. Entonces, todo está en su mente, en cómo piensa de sí mismo y de los demás. Aunque, como dijera un maestro, es natural que nuestro ánimo decaiga, pero debe haber la capacidad, es decir, la voluntad para reponerse inmediatamente y seguir adelante en el privilegio de vivir.
Le puedo parecer un poco fuera de foto y hasta loco, pero le hablo de esto porque está por terminar el tercer trimestre del año; se viene la recta final del 2008, donde usted necesita de un buen ánimo para cumplir las metas que se propuso nueve meses atrás; si a estas alturas le parecen imposible de cumplir, será como lo piensa.
Dice un escrito que “las creencias son la brújula, los mapas que nos guían hacia nuestros objetivos y nos inspiran la confianza en que sabremos alcanzarlos. A falta de estos, los seres humanos llegan a verse totalmente desamparados, como naves sin motor ni timón. En cambio, con creencias firmes, que sirvan de guía, uno se ve capaz de emprender la acción y de dar forma al mundo en que desea vivir”. Y qué son las creencias: son planteamientos preformados y preorganizados de lo que somos capaces de hacer.

PUNTO FINAL. Esta es la opinión número 100 de mi segunda época como columnista de este periódico. Muchas gracias a quienes me siguen y a quienes me leen aún sin compartir mis ideas.

La Fátima septembrina

Columna del sábado 13 de septiembre de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Ni sabe que escribí de ella y, si le cuentan, le importará poco. A ella sólo le interesa el calorcito materno que no tiene y que tendrá que seguir esperando, porque hasta ayer, ni señas de quién la trajo al mundo.
En medio de este ambiente festivo, colorido y musical, hay una historia que contar, de separación. Es el caso de la bebé de tres meses que está desconectada de su mamá, desde el martes último.
A quienes se la pasan quejando y hasta dicen que la vida es ingrata, les pediría recapacitar, porque ingrato, es decir, desnaturalizado, sólo puede ser que lo abandonen, pero no ahora que ya camina y hasta corre, sino cuando fue bebé e indefenso.
Nadie puede juzgar a la madre de la criatura que fue dejada a su suerte en las “Cuevas de Juan Noj”, en Chicuá, Quetzaltenango, porque ni la conocemos y tampoco sabemos los motivos que la orillaron a tal extremo. Seguramente no ha de tener paz, porque abandonó parte de sus entrañas o, puede ser que le hayan arrebatado el fruto de su vientre.
El tiempo resolverá, mientras tanto, Fátima, como la nombró el personal de la Procuraduría General de la Nación, PGN, se encuentra estable y en este momento, y durante el tiempo que dure la feria, se estima que permanecerá en un rincón de la Sala de Pediatría del Hospital Regional de Occidente, HRO.
A pesar que se ve saludable, los doctores del hospital prefieren mantenerla bajo observación, y si nadie la llegara a reclamar, la otra semana, podría ser enviada al hogar “Ciudad de los Niños”, en San José Pinula, Guatemala.
De ahí en adelante podría ser entregada al Consejo Nacional de Adopciones para que alguien le dé el calorcito que ha de extrañar.
Y ¿por qué Fátima? Creo que por la veneración de la Virgen de Fátima. La historia comienza en 1917, cuando tres niños, Lucía dos Santos y los hermanos Francisco y Jacinta, primos de la anterior, que realizaban labores de pastoreo, afirmaron ver a la Virgen María cerca del lugar despoblado conocido como Cueva de Irene, antigua santa local, cerca de su domicilio en Fátima.
Los niños relataron haber observado una luz que se aproximaba y vieron a una Señora vestida de blanco surgir; aseguraron que se trataba de la Virgen, la cual les pidió que regresaran al mismo lugar el día 13 de cada mes, durante seis meses. Les dejo la tarea para creer o dejar de creer.

PUNTO FINAL. Y las “Cuevas de Juan Noj”, nada tienen que ver con la Virgen; éste es un personaje de la cultura maya regional, a quien supuestamente le van a pedir dinero a cambio de rituales y ofrendas.

Barack Obama será presidente

Columna del sábado 6
de septiembre de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Sólo hay una forma para que Barack Obama no llegue a la Presidencia de Estados Unidos, que lo maten. Ese extremo no es ninguna especulación, si recientemente fue descubierto un plan para eliminarlo. Son esos extremistas, racistas e ignorantes que creen que el origen o el color de la piel tienen que ver con las capacidades.
Hay suficientes razones para anticipar el triunfo del demócrata Obama sobre el republicano John McCain. Primero, porque hay una tendencia mundial a depositar el poder en las manos de los jóvenes; respetando la experiencia, pero imaginen a McCain con 72 años, no ha de tener el mismo dinamismo de Obama con 47 años. Ya el republicano habría cumplido 25 años cuando apenas nacía su ahora oponente en la lucha por llegar a la Casa Blanca.
En lo único que coinciden estos dos candidatos presidenciales es en el mes de su nacimiento, agosto. McCain nació un 29 de agosto de 1936, mientras Obama el 4 de agosto pero de 1961. Un segundo aspecto que los relaciona es que ninguno nació en Estados Unidos; el republicano, en el canal de Panamá, y el demócrata, en Hawai.
Cómo es que dicen los políticos guatemaltecos: “caballo que alcanza, gana”. Pues ahí si tienen toda la razón. Cuando surgieron las aspiraciones, el veterano militar McCain, según las encuestas, iba muy adelante del novato en esas ligas, Obama; pero qué ha pasado, el más reciente sondeo, ayer, decía que el líder de los demócratas tiene un 50 por ciento de intención de voto, contra un 43 por ciento de su rival.
Otra cosa es que las elecciones de Estado Unidos están debidamente marcadas por lo que representa cada uno de los candidatos; en el caso de McCain, significa el continuismo de las políticas de Bush, las cuales no han sido del todo bien recibidas, peor para nuestros hermanos y hermanas que de manera ilegal permanecen en tierras gringas. En tanto que, Obama, no sólo representa a las minorías, por ser afronorteamericano, sino que representa la posibilidad de cambio, hasta de frenar las guerras, a pesar de su criticada inexperiencia.
Ahora veamos qué afirma el triunfo de los demócratas. Si lo cuestionado es la inexperiencia del candidato, por su edad; pues bueno, eso ya fue contrarrestado al nombrar al veterano senador Joseph Biden, de 65 años, como su compañero de fórmula. Mientras que, en un actitud desesperada, los republicanos llevan como compañera de McCain a la simpática y polémica Sarah Palin, de 44 años.

PUNTO FINAL. La republicana Sarah Palin debe su nominación, creo, a la demócrata Hillary Clinton, porque McCain quiere atraer el voto femenino que había acaparado la ex primera dama de los United Estate.