El pastor Jacobs, los demonios y sus defensores

Columna del sábado 31 de mayo de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Sabía que iban a surgir reacciones, desde las que agradezco, porque reconocen que para decir las cosas se necesita valor, pero también están los intolerantes, miopes; aquellos fanáticos que se tirarían al agua sin saber nadar con tal de salvar a quien creen perfecto.
Abordar la denuncia contra el pastor evangélico Manfredo Jacobs no es amarillismo, es nada más otro hecho; es la persecución penal del delito, porque hay una orden de captura; independientemente de su inocencia o culpabilidad que deberá demostrar cuando se entregue o lo agarre la Policía.
Los defensores no existen, porque ni respuesta tuvo la convocatoria a la improvisada “Marcha por la verdad” que al final fue cancelada. Tal vez lo apoyan, pero no lo defienden, porque amparar requiere autenticidad: dar la cara.
Tampoco es farándula, porque si este señor (pastor) se hubiera divorciado y luego casado con una jovencita (como al parecer ocurrió y por eso lo expulsaron de la Confraternidad de Pastores Evangélicos), me valiera un comino, porque no me ocupo de la vida personal de la gente; lo que sí me indigna, enfada e impacienta, es que haya gente capaz de usar a niños para sus satisfacciones -desviaciones- sexuales.
Un día, un anciano me dijo que quien abusa de un niño o niña es como quien se come una fruta tierna, sin sabor; pero que es distinto cuando la fruta está madura, porque hasta se disfruta. Cierto.
Miren, cada uno puede tener su opinión y debe ser respetada; lo condenable es que a estos 11 muchachitos les jodieron la vida, porque no es una presunción: el informe médico y psicólogico revela que fueron atacados sexualmente. Otra cosa es quién cometió esas agresiones y que, según el Ministerio Público, apuntan al pastor, fundador y director de la Casa Hogar Jerusalem, donde residían los infantes.
Y como la prensa no es juez ni parte, su obligación es advertir y exponer los hechos y que sea un tribunal quien diga si Jacobs es íntegro o malhechor; y como estos niños estaban bajo su encargo, si él no cometió los abusos, han de haber sido otros demonios encarnados.
Una cosa más que indirectamente tiene que ver con mi opinión, es que no se trata de una arremetida contra la iglesia evangélica o contra los cristianos; no, nada de eso, éste es un caso aislado que, lamentablemente lo protagoniza un dirigente espiritual.

PUNTO FINAL. Por favor, a los responsables de la programación evangélica en la televisión por cable, ya saquen del aire a Jacobs, todavía ayer predicaba -pregrabado-; claro, inmediatamente cambié de canal.

El pastor Jacobs y los demonios

Columna del sábado 24 de mayo de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Si el pastor evangélico Manfredo Jacobs fuera realmente inocente, satanás ha de estar riéndose porque logró destruir a un hijo y siervo de Dios.
Y si fuera un desgraciado depravado abusador de niños, seguiría siendo un hijo de Dios, porque Él no aborrece al pecador, sino al pecado. Eso sí, habría servido como un instrumento del diablo por cometer esos abusos deshonestos.
Cuando digo destruir, literalmente así es, porque independientemente de su inocencia o culpabilidad que sólo la saben las pobres víctimas, él y Dios, su imagen está por los suelos y ya difícilmente alguien creería en sus palabras, a menos que lograra potenciarlo y que después le sirviera como testimonio.
Jacobs está arruinado, porque el principal activo de un líder espiritual es la confianza que le puede tener la comunidad, la cual ahora es nula, a excepción de quienes confían plena y ciegamente en él. Y a como es mucha gente, que desconfía hasta de su propia sombra, aunque un juez diga que el religioso es inocente, yo le tendría mis reservas, ¿no sé usted?
Las cosas son por algo; “si el río truena es porque piedras lleva”, dicen. Para haber emitido una orden de captura, es porque existen suficientes indicios de que Jacobs cometió los atropellos.
De momento, hay que ubicar al acusado, engrilletarlo, para que un juez determine si queda en prisión preventiva mientras se investigan los hechos o queda libre bajo medida sustitutiva; aunque por el riesgo que representa y por el impacto del delito, estimo que lo enviarán a la sombra mientras se establece si va o no a debate oral y público.
Si hasta ayer no era localizado, es porque sus colaboradores mintieron al decir que se encontraba en un retiro espiritual. Más creo que faltaron a la verdad, cayeron en el delito de encubrimiento; le digo por qué, porque un retiro espiritual generalmente es el fin de semana, de viernes a domingo; no dura más de tres días. Y para este caso, el pastor está desaparecido desde el lunes, un día antes de que llegaran a buscarlo; van cinco días. Ya, ¡qué se entregue!
Y los cómplices, porque no es sólo el pastor, son también los demonios, esos ángeles caídos que motivan y facilitan, no sólo los crímenes, sino la inmoralidad, como los abusos deshonestos.
Tampoco es únicamente el cachudo, porque dónde está el libre albedrío dejado por el Creador: también el hombre es responsable directo de sus actos, por los que un día tendrá –tendremos- que dar cuentas.

PUNTO FINAL. A Jacobs lo acusan de haber abusado sexualmente de cuatro niños (otros siete casos apuntan a lo mismo), en el Hogar Jerusalem, del que es fundador y director.

¿Sabe qué se celebra hoy?

Columna del sábado 17 de mayo

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt

VERITAS

Como todo tiene su día, hasta el día del chucho, espero no sorprender; hoy, 17 de mayo, en el mundo se celebra el Día de las Telecomunicaciones, tan importante porque en la actualidad nadie escapa de sus dimensiones y alcances.
Claro que uno mismo se va creando necesidades, aunque la tecnología se ha vuelto parte esencial de nuestro estilo de vida. Me imagino que le sucede, cuándo se caen las señales de cable o Internet, siente estar atado de manos.
El desarrollo vertiginoso de las telecomunicaciones ha girado el rumbo de la humanidad y, como todo ha sido muy rápido, cualquier cosa o cambio puede presentarse en el corto plazo.
Aunque todos hagamos uso de ella, ya sea en la casa o en el trabajo, vale refrescar de qué se trata: pues bueno, la telecomunicación viene del prefijo griego “tele” que significa distancia o lejos; es decir, “comunicación a distancia”. Es la técnica de transmitir un mensaje desde un punto a otro; con el atributo o la característica de ser bidireccional, o sea, en doble vía.
Y si revisamos en el tiempo, encontramos que todo comienza en la primera mitad del siglo XIX, con la creación del telégrafo eléctrico. Más tarde se desarrolló el teléfono, con el que fue posible comunicarse utilizando la voz, y posteriormente, vino lo que se consideró la revolución de la comunicación inalámbrica: las ondas de radio.
La siguiente chispa revolucionaria en las telecomunicaciones fue el módem que hizo posible la trasmisión de datos entre computadoras y otros dispositivos. Ya en 1960, hace 48 años, comienza a ser utilizada la telecomunicación en el campo de la informática, con el uso de satélites.
En la siguiente década aparecieron las redes de computadoras que servirían de base para las telecomunicaciones modernas; en estos años apareció el Arpanet, que dio origen al Internet y desde entonces, nada está lejos y las fronteras se anularon, al menos, en la comunicación.
Le pongo un ejemplo, los reporteros que cubren deporte internacional, justo cuando están tomando las fotos, éstas son enviadas directamente a un servidor para que todos los periódicos del mundo –los que han pagado derechos- tengan chance de copiarlas y ponerlas en sus páginas. Todo está conectado.
O que tal lo que pasa con la impresión de este periódico, que no es en Xela, sino en la capital, pero que en distancia y tiempo no afecta; tan solo un clic deposita las páginas en la rotativa –imprenta-.

PUNTO FINAL. Desde 1969, cada 17 de mayo se celebra el Día Mundial de las Telecomunicaciones, fecha en que se conmemora la fundación de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, UIT.

“Me mandaron un regalo”

Columna del sábado 10 de mayo

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Le cuento que el auxiliar departamental del Procurador de los Derechos Humanos, Carlos Martínez, no está nada ahuevado (término que WordReference.com Diccionario Español, reconoce como acobardado – amedrentado) a pesar que en una caja le mandaron dos huevos de toro.
Lógicamente es una amenaza directa y que el funcionario lo satiriza al decir que fue “un regalo”; lo malo, me dijo, es que no sabe cuál es el mensaje, porque no llevaba ninguna nota. La caja fue hallada en la puerta de su oficina, en el inicio de labores de la semana. Como iban sangrando, puede que el mensaje sea de muerte o que le insinúen que le falta valor; aunque los 250 expedientes que ha tratado, en lo que va del año, dicen lo contrario, porque generalmente ha emitido resoluciones condenatorias; claro, de carácter moral, porque la Procuraduría no pasa de eso.
La pregunta que Martínez debe resolver es de dónde vino la cajita, quién la mandó y por qué. La tercera interrogante es fácil de resolver, porque sin duda se trata de una intimidación; de dónde vino, igual, porque tuvo que haber salido de un rastro cercano. Pero, quién lo mandó, hay varios sospechosos y sospechosas, principalmente en los casos recientes donde ha intervenido.
Así como pudo haber sido gente que ha perdido el chance por la resolución de la Procuraduría, hasta uno que otro marido bravucón que esté molesto porque el auxiliar haya ordenado seguridad a su cónyuge por violencia intrafamiliar.
Lo cierto es que no se autoenvió la caja, ni es por clavos de traiditas, porque le pregunté si descartaba estos extremos y me confesó que “nada que ver”; porque también pasa y ha pasado que la gente quiere llamar la atención o desviarla.
En medio de tantos expedientes, el amenazado tiene unos cuantos en la mira respecto a de dónde pudo venir esta cobardía, como del número 7765 (me reservó los últimos cuatro dígitos) de donde lo han llamado para decirle que sus días están contados. Así como estas cosas, además de los mensajes que le han enviado a su celular, ya están en manos del Ministerio Público, MP, aunque el mismo auxiliar duda que hagan mucho, tomando en cuenta que el día que llegaron a recoger “el regalo” ni siquiera tomaron huellas dactilares en el lugar.
Por ello, me parece atinada la conclusión de Martínez cuando dice que más que intimidarse se siente fortalecido. ¡Qué tal!

PUNTO FINAL. La Procuraduría de los Derechos Humanos, PDH, en Quetzaltenango, además de los 250 expedientes que ha tratado en lo que va de 2008, el año pasado conoció 750.

Buscando la plena Libertad de Prensa

Columna del sábado 3 de mayo

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Los periodistas, reporteros, comunicadores, corresponsales, noteros, cazanoticias, -los encargados de contar los acontecimientos a la población-, se pasan sus días en eso, en la búsqueda de la plena Libertad de Prensa; es decir, en el ejercicio de la libertad de expresión para poder cumplir con el derecho de informar y estar informado.
Tal vez, dicha tarea pasa desapercibida, porque lo que interesa a los receptores es disponer de ese caudal informativo, no tanto el cómo se obtuvo; sin embargo, es oportuno revisar ese proceso, hoy -3 de mayo- que se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa.
Si vamos del plano local al internacional, hay mucho que decir, o a lo mejor, mucho más que callar, porque la libertad ha tenido un precio que no muchos periodistas están dispuestos a enfrentar; sólo en el último año, 16 fueron asesinados por motivos que pudieron estar relacionados con el derecho de informar.
Una de las principales dificultades en la libertad de prensa es la equivocada percepción que tienen de los periodistas, quienes ostentan el poder; creen que la información está a su servicio y que, por consiguiente, los comunicadores deben obedecer sus órdenes mediante sutiles coacciones, generalmente, a cambio de migajas económicas.
No estoy diciendo que no haya corrupción a alto nivel y que compren voluntades, pero en nuestro medio, se sabe que hasta por Q500 mensuales, que dan a los reporteros, algunas –aclaro- dependencias y funcionarios públicos están “blindados” para que no les saquen sus trapitos al Sol.
Pero no es sólo esa censura o autocensura, está también la hostilidad y prepotencia que afecta la labor de la Prensa, como las agresiones físicas que sufren los cazanoticias y las intimidaciones o amenazas por sacar a luz esas verdades que tienen que ver, directamente, con el interés público; es decir, con el pueblo.
De esa cuenta, este día es oportuno para reflexionar y reorientar los esfuerzos para garantizar una libertad de prensa, como condición para el bienestar de los pueblos.

PUNTO FINAL. La iniciativa para promover el Día Mundial de la Libertad de Prensa partió de la Conferencia General de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura). Así, la declaración fue aprobada el 3 de mayo de 1991. El 20 de diciembre de 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas, por recomendación del Consejo Económico y Social, reconoció el día al declarar el 3 de mayo Día Mundial de la Libertad de Prensa.