El sustituto (IV y final)

Columna del sábado 26 de enero de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Uno quisiera que las cosas fueran diferentes, pero no, es de lo mismo y a veces frustrante; en lo político. Otra situación se viviera si, por ejemplo, la sociedad civil fuera más representativa y, en consecuencia, su propuesta para el cargo de gobernador departamental fuera seria y consistente.
Pero como no es como debería ser, ahora sí, por salud social y para evitar inconformidades que podrían desencadenar en protestas públicas, como han anunciado, espero que el Presidente Álvaro Colom no tome en cuenta la terna propuesta. No parece tan democrático mi planteamiento, como me recriminó la licenciada Leticia Pérez Ramírez, del sector de mujeres indígenas, pero la ley se lo permite; para eso fue electo por los guatemaltecos como mandamás del país.
Por supuesto que debería existir otra forma, más participativa, pero esta vez, las condiciones no están dadas y porque, fundamentalmente, la Comisión Postuladora perdió la confianza, que es la creencia en que una persona o grupo es capaz y desea actuar de manera adecuada en determinada situación.
Lo siento por los profesionales finalistas para el puesto, Carlos Enrique Alonzo Calderón, Aura Marina Chojlán Cojulum y Gonzalo Rafael Funes Villatoro, porque pueden tener sus bondades, pero el proceso, que es señalado de anomalías y favoritismo, los descalifica, y si llegara uno de ellos a sustituir a Salvador Gómez Escobar estaría en la cuerda floja. Y como no se quiere eso, por el bien del departamento, lo más recomendado es que no sean tomados en cuenta por Colom.
Menos en el caso de Funes Villatoro, quien no sólo es acusado de ser el favorito de la Comisión, sino que de haber plagiado –copiado- el plan de trabajo del abogado Osward Gramajo Jerez, quien asegura que la idea del gabinete departamental es de él.
Así las cosas, los 42 candidatos iniciales deberían enviar su papelería a la capital; pero como Colom, seguramente no tiene tiempo para leer todas las hojas de vida, esperaría que participaran sólo quienes creen –consciente y consecuentemente- dar la talla.
Pero qué lectura deja todo esto, que prevalece la falta participación social; ojalá quienes ahora protesten se unan al proceso y en la próxima evitar empañamientos.

PUNTO FINAL. ¿Saben a quien parece no importarle todo este relajo? Al alcalde reelecto Jorge Barrientos, porque está feliz que su cuate Salvador Gándara fue nombrado titular de la Secretaría de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia, con quien está hecho para las obras que necesite.

El sustituto (III)

Columna del sábado 19 de enero de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Ja muchá, esto de encontrar quién sustituya en el puesto a don Salvita está terminando de ser más espinoso de lo esperado, a pesar que puede ser tan simple como sopesar capacidad, experiencia y conveniencia.
Porque ya en este espacio dije que no sólo se debe buscar a un sabelotodo, sino pensar en quién conviene al departamento, en la medida que tenga o consiga la bendición del mandamás y su partido gobernante.
Pero bueno, si el río truena es porque piedras trae… y si los tambores suenan contra la Comisión Postuladora es porque hay descontento, y si hay malestar, no es nada más. En un principio no di crédito a los señalamientos de anomalías en el proceso, porque los principales inconformes eran quienes no fueron tomados en cuenta; de los 42 aspirantes, se eligieron a seis.
Pero ahora que los señalamientos son directos, se les cae el teatro a quienes dicen representar a la sociedad civil ante el Consejo de Desarrollo Departamental. La versión de Benjamín Santiago, coordinador regional de la ONG, Seguridad en Democracia, SEDEM, viene a botar toda confianza en que sea incluyente la nominación de la terna final. Dice él que por sorpresa lo tomó cuando vio que ya había seis candidatos, porque se había acordado que como ONG revisarían los expedientes y nominarían a un candidato.
Eso quiere decir que, quien representa al sector ONG en el proceso, ya lo está haciendo a título personal y no representando a sus bases; lo bueno es que ya en marzo eligen al nuevo representante y mandarán a volar a quien no los ha representado como debe ser.
Pero en esta Comisión, la postulante, hay otras personas que no sé qué opinan, porque las veces que los he visto ha sido con la cabeza agachada. Ojalá, con criterio, den su voto para elegir la terna, porque fácil eliminaría a quienes dijeron en el foro que van ha implementar bibliotecas y recuperar el Centro Histórico de Xela, aspectos que nada tienen que ver con el rol del gobernador.
Otra cosa, si al final pierde credibilidad el proceso, lo mejor sería que Álvaro Colom nombre a su representante departamental y no lo deje a criterio de pocos, porque al final la ley se lo permite.

PUNTO FINAL. Creo que hay más de uno entre los seis candidatos que, si no es el ideal, por lo menos jugaría un papel aceptable; en la próxima hablaré de ellos, si no es que Colom lo nombra antes.

El sustituto (II)

Columna del sábado 12 de enero de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Como no fue suficiente la columna de hace dos semanas, a pesar que a unos no gustó, me permito ampliar mis ideas que a otros interesó y llamó su atención.
Pues bueno, la hora y día del relevo de las autoridades está cerca y aún no hay quien sustituya a Salvador Gómez Escobar; eso quiere decir que los quetzaltecos estaremos sin gobernador por unos días.
De la lista de aspirantes que parece de útiles escolares por ser extensa, elegirán únicamente a seis y los 36 restantes quedarán fuera. Estos seis, según la comisión postuladora, estarán en un foro público y en seguida, según sus planteamientos, se elegirían a los mejores tres para ser presentados a Colom y será él quien designe. Así que la semana venidera será clave para nombrar al representante del Ejecutivo en el departamento.
A pesar que hay 42 candidatos, la deliberación no tiene porque ser complicada, para comenzar, porque todos llenan los requisitos mínimos, tienen más de 30 años y son guatemaltecos y guatemaltecas que se hallan en el libre ejercicio y goce de sus derechos ciudadanos.
El punto aquí es otro, no quién convence, sino quién conviene a los habitantes de los 24 municipios quetzaltecos; porque de nada serviría tener a un sabelotodo, si no tiene la bendición del manda más, o sea de Colom.
Hay que anteponer que el cargo es eminentemente político, queramos o no, nos guste o nos disguste, porque de no ser así, la Ley Electoral y de Partidos Políticos lo contemplara como un puesto más de elección popular, pero no. Entendido esto, los que dicen representar a la sociedad civil, más que hacer alardes de un proceso transparente, deberían pensar por lo que más conviene al departamento y así, propiciar una buena relación con el partido gobernante.
Porque si la terna que presentan al nuevo mandatario es desconocida -para ellos-, ya en el cargo difícilmente será respaldado para propiciar el beneficio colectivo, es decir, obras; simplemente porque la política así es, aún cuando quisiéramos otra realidad.
Pero bueno, es una llana opinión, porque los que tienen la palabra son los señores de la Sociedad Civil ante el Consejo de Desarrollo Departamental, quienes se molestaron con mi opinión (29/12/07) en este mismo espacio, al decir que no eran representativos; sostengo mi idea, porque no los eligió el pueblo, otra cosa es que la ley los ampare y faculte.
En una carta firmada por don Ricardo García y el licenciado José Enríquez me exigen respeto, el que no les he faltado sólo por decir que no son representativos y me manifiestan su calidad de ciudadanos honrados, el que no cuestiono porque ni los conozco personalmente.

PUNTO FINAL. El sustituto continuará…

Como todo está subiendo…

Columna del sábado 5 de enero de 2008

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Con el despertar del año, arrancan las obligaciones de un nuevo ciclo escolar, en el que además de las mensualidades hay que pensar en las kilométricas listas de útiles que requieren los centros educativos, hasta para los de kinder que, al hacer cuentas, resulta más oneroso que la universidad.
En este 2008, una de las variantes que plantea la cartera de Educación, con su ministra saliente, María del Carmen Aceña, es que en lugar de aprobar los cursos con un mínimo de 60 puntos, será con 70. Como todo está subiendo, también los puntos; aunque en este asunto no creo que así funcionen las cosas ni se consigan los resultados deseados.
Hay que tener en cuenta que el primordial objetivo de la educación es la formación para la vida presente y futura de los educandos; bajo ese precepto, este propósito debería ser más práctico, porque la cotidianeidad no está hecha ni funciona con la teoría -aún cuando puede ser una referencia-, sino con una realidad que se enfrenta según la preparación que cada uno tenga.
De concebir la educación así, como las pautas para encarar el futuro, lo que ofrece el sistema educativo no encausa a ese camino, es más, lo aleja. En los contenidos, por ejemplo, los alumnos ven, ejercitan y se memorizan asuntos infuncionales o caducados y, luego, se espera que en un examen comprueben que saben para no tener notas rojas.
De esa cuenta que la principal preocupación del alumno no es aprender –entender y comprender-, sino llegar a esos 60 puntos para no tener el jalón de orejas, sólo que ahora serán 10 puntos más que, en el fondo en nada cambia y beneficia.
Pero como el sistema está difícil que cambie, algo hay que hacer; está en manos del maestro, alumno, con el apoyo del padre de familia o responsable del pupilo.
En el caso de los profesores, hacer más práctica su clase –apegada a la realidad- sería de mucho beneficio, así nadie le temería a los exámenes y seguramente sacarían una nota mayor a los 70.
Y por su parte, el estudiante deberá prestar atención que, es el secreto para ganar los cursos, incluso sin repasar, porque la clave no es repetir, sino comprender; mientras que los papás, tienen la tarea de vigilar, no sólo que cumplan con las tareas, sino viendo el desenvolvimiento progresivo de las creaturas.

PUNTO FINAL. Con las mensualidades y listas de útiles, quejarse está de más, porque cada uno decide donde estudiar; según sus posibilidades que, quien pone de su parque donde quiera es verde.