Andrea se perfilaba como ganadora

Columna del sábado 19 de agosto de 2006

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Con sus perfectos 20 años, Andrea Virginia Castillo Herrera hubiera sido nuestra próxima Señorita Quetzaltenango 2006 – 2007, pero lamentablemente se retiró del concurso por situaciones que a mi parecer están fuera de foco.
La simpática Andrea me confesó que con sus 88-60-90 creía que iba a ganar la corona de la belleza quetzalteca y quienes la conocen un poco más apuestan que pudo haber conquistado el título de Reina Nacional que desde hace rato ninguna chiva consigue.
En el certamen, Andrea representaba al Banco Internacional y competía junto a otras seis chicas, pero ella no va más, por puras especulaciones de farándula. Sus apellidos Castillo Herrera literalmente la sacaron del evento.
Resulta que el presidente de la Comisión de Señorita Quetzaltenango es el concejal primero Marco Aníbal Herrera, y su principal colaborador, el empresario Armando Castillo, quienes según Andrea, ningún parentesco tienen con ella. Aunque los esposos Arturo Castillo y Gabriela Guillén de Castillo, integrantes del comité de apoyo del concurso, son sus tíos.
Esa relación familiar despertó especulaciones, especialmente entre las otras aspirantes a la corona, lo cual desencadenó en la presunción de que el evento estaba “comprado y arreglado”.
Aunque la desilusionada candidata acepta que no se retiró por presiones de la Comisión, sabe que de haber ganado se hubiera desatado más la polémica. “Decidí retirarme, aunque mi ilusión era participar”, me platicó.
Personalmente creo que faltó madurez en este caso, porque nada tiene que ver que sus tíos integren la comisión, cuando sabemos que ellos no serán jurados la noche del 1 de septiembre. En todo caso, se debieron retirar los tíos y darle la oportunidad de sus sueños a la agraciada Andrea.
Tampoco es para ponerse a llorar, si este año no se pudo, Andrea promete a sus admiradores regresar el año entrante.
Ojo, aquí tampoco estoy descalificando a las seis candidatas que siguen en la contienda, porque luego de su última presentación noté que hay dos que prometen representar dignamente a Quetzaltenango.

PUNTO FINAL. Hablando de encantos, llamar ahora a la comuna es más agradable, con la implementación del nuevo PBX: 7888-5200, se escucha la sexy grabación: “Gracias por llamar a la municipalidad de Quetzaltenango, si conoce el número de extensión márquelo en este momento…”. Si quieren saber de quién se trata, llamen.

Un chofer que ahora gana Q14 mil 175

Columna del sábado 5 de agosto de 2006

César Pérez Méndez
cperez@elquetzalteco.com.gt
VERITAS

Rossana Estrada Búcaro, licenciada en Ciencias de la Comunicación, colegida activa No. 7516, originaria de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, no es más la coordinadora nacional de comunicación del Proyecto Tinamit; su puesto ahora es ocupado por quien era el chofer de esa institución.
La firma del convenio millonario de cooperación (GTMB7-3/0/2001/164) entre la Secretaría de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia y la Unión Europea dio vida a Tinamit, con el objetivo de contribuir a la consolidación de la democracia participativa en el país, de conformidad con los Acuerdos de Paz y en el marco de la reforma de la descentralización del Estado; en ese contexto, Estrada Búcaro fue contratada porque llena las exigencias profesionales y cuenta con una sólida experiencia sustentada en su trayectoria como escritora, lamentablemente ocho meses después, se retira.
Aunque la profesional haya renunciado, según sus interpretaciones, “un grupito” provocó que abandonara el proyecto; se oponían a sus iniciativas.
El “grupito” es liderado por el ingeniero Orlan Rodas De León, quien como director del proyecto gana más de Q30 mil mensuales, personaje que abusando de su jerarquía nombró a su hermano materno, Mynor Sigüenza De León, en el cargo que dejó la licenciada Estrada Búcaro.
El tráfico de influencias fue de menos a más, Sigüenza De León inicialmente fue el chofer de Tinamit, luego se convirtió en asistente técnico, pero antes que a Rossana le movieran la silla, el sustituto ya estaba listo: el hermano del director.
Aunque este chofer que ahora gana Q14 mil 175 mensuales, salario que correspondía a una profesional de la comunicación, tenga pendiente firmar su contrato laboral, los cooperantes, es decir, la Unión Europea no debe permitir ni tolerar estos abusos que pueden hacer fracasar una iniciativa que persigue el fortalecimiento de la sociedad civil.
Las circunstancias suscitadas en la Casa de Piedra, donde funciona Tinamit, en la zona tres de Xela, ameritan una mayor revisión, porque existe también la seria presunción de que las instituciones beneficiadas económicamente han sido las afines a Rodas De León, no necesariamente las enfocadas en los objetivos del programa.

PUNTO FINAL. Rossana no tuvo que esperar mucho, luego que la sacaran de Tinamit, por su capacidad, ahora ejecuta dos consultorías, una para la Secretaría Presidencial de la Mujer y otra para la Academia de Lenguas Mayas.