Cuando el mundo se quede sin humanos

PUNTUAL

De que sucederá algún día, no hay duda, este mundo llegará un momento en que no tendrá humanos sobre su faz, ni uno solo, nadie. Ni apocalíptico, ni exterminador, sencillamente una posibilidad que ya están estudiando algunos científicos.

Entre los rezagos de que algún día aquí hubo humanos estarán los perros, las mascotas, y los que sobrevivirán serán los que más fácil se adapten a vivir solos. Los pequeños, de patas cortas y caras grades serán los que desparecerán después de los humanos. En la tierra se estima de hay unos 400 millones de perros y unas 300 especies.

Este ejercicio de ver el mundo sin humanos resulta curioso, pero que puede ser una realidad por razones impensadas e inesperadas, o por decisión divina.

En las primeras semanas se descompondrían todos los alimentos y se apagarían las luces, sería un mundo obscuro, como estuvo en la antigüedad, porque no habría mano para generar la energía eléctrica ni quien la consuma.

Al cabo de los primeros cinco años sin humanos, desaparecerían las grandes carreteras, el caos natural se apoderaría de las rutas. Los puentes comenzarían a colapsar, desde los desconocidos hasta los famosos como el puente de Brooklyn de Nueva York.

Sin el humano el mundo volvería a su caos natural, todas las estructuras hechas por manos colapsarían 100 años después. Los incendios forestales por descargas atmosféricas se apoderarían de las regiones sin control.

El ser humano mantiene un relativo orden y control de las cosas, pero sin su precencia, la naturaleza y su caos serían el nuevo orden.

Mientras sea un imaginación, aquí seguimos como huéspedes de un mundo que agoniza por el mismo orden que el humano le intenta imponer.

NO HAY FORMA DE ESCAPAR DE ESTA CITA OBLIGATORIA

PUNTUAL

Por César Pérez Méndez

Estos últimos días han muerto tres personajes de distintos ámbitos y que tuvieron una estrecha relación con Quetzaltenango y sus habitantes. Muchos mueren todos los días y otros nacen, es el ciclo de la vida.

Sus amigos, allegados y familiares despidieron en las últimas horas a Domingo Lima Domínguez, Efraín Avelar Calderón y German Scheel Montes. Hombres prominentes y de gran trayectoria en su campo de influencia.

La muerte es difícil de comprender, pero no hay otro camino. Todos moriremos algún día. La vida es como agua derramada en el suelo, no se puede volver a juntar, dice con precisión la Palabra en 2 Samuel 14:14. Por lo tanto, no es de comprender, sino de aceptar y de entender que no es el fin, sino que solo un tránsito entre la vida terrenal y la vida eterna de nuestra alma.

Al respecto viene a mi mente, aquella pregunta a un gran motivador, que su oyente le dice, dígame algo verdaderamente motivante, este le responde: “Te vas a morir”. Al principio pareciera que no es nada alentador, pero viene siendo una gran verdad y motivación para que busquemos vivir bien los días que tengamos sobre la tierra.

La partida de estos tres hombres nos debe hacer reflexionar y buscar un boleto a la eternidad para encontrarnos con Cristo, hijo de Dios, quien prometió: “el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá”, Juan 11:25.

Todo está hecho de polvo y todo al polvo volverá, se lee en Eclesiastés 3:20.

Esto es carne y por lo tanto nadie puede retener su espíritu y evitar que se marche, no hay forma de escapar de la muerte, pero sí hay forma de trascender a la eternidad, porque: “todo el que obedezca mi enseñanza jamás morirá”, promesa en Juan 8:15.

Descansen en paz don Domingo Lima, Dr. Efraín Avelar y don Scheel German. Gracias por su legado. Mi solidaridad con sus familias.

Don Domingo Lima, Dr. Efraín Avelar y don Scheel German. Descansen en paz.

LA MASACRE DE NIÑOS EN TEXAS | “Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra”

PUNTUAL

En aquellos tiempos Dios vio que el hombre era malo, muy malo, desobediente y pecaminoso y se arrepintió de haberlo creado.

«Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho». Génesis 6, 6 y 7.

Con tanta maldad ojalá no provoquemos nada en el corazón de Dios. Afortunadamente dijo, tras el pacto con Noé, que no volvería a destruir la tierra ni todo habitante sobre ella.

Si no fuera así, saber qué le podría pasar a la humanidad por tanta maldad. En extremo la masacre en la escuela primaria Robb, en Uvalde, Texas, Estados Unidos, que causó la muerte de 19 niños y dos maestras.

Dios es Dios y Él sabe por qué pasan estas cosas, pero no cabe duda que si generan dolor en nosotros como humanos, seguramente consternan a nuestro Creador.

Mucha gente habla de odio, pero esto en realidad es maldad, es la posesión de espíritus demoniacos y de muerte sobre este y otros individuos que han provocado tanta muerte. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra contra potestades.

Y por qué pasan tantas cosas horrorosas como esta masacre, porque vivimos alejados de Dios, porque hemos permitido otras prioridades y libertinajes en lugar de principios y valores como el básico: respeto a la vida.

Que Dios tenga misericordia de nosotros por vivir en una sociedad descompuesta. Cambiemos.

Mi solidaridad con los padres de las almas inocentes.  

VÍCTIMAS de la masacre en la escuela primaria Robb, en Uvalde, Texas.

Ilustración de esta nota Vanguardia

El día que di positivo

Había pasado lo peor de la pandemia del 2020 e incluso todo el 2021 y ya en el comienzo de un nuevo año, llegó la palabra positivo a mi vida.

Me confieso siempre positivo en carácter y mentalidad, porque uno construye desde la mente sus emociones y sentimientos, y luego sus actos.

Hace unas semanas luego de unas reuniones, un día que regresé a la casa, por la noche, me dolía el cuerpo y sentí fiebre. Por prevención al día siguiente me realice el hisopado. Resultado Covid-19 antígeno: positivo. Luego de esa noche, no hubo más dolor de cuerpo ni fiebre, ni tos. Solo el papel decía lo contrario, porque me sentía bien.    

Quienes me conocen saben que en todo este tiempo siempre dije que no me iba a contagiar y que, si un día pasaba, que ni lo iba a sentir. Así fue, pero quiero decir en verdad qué es lo que pasó: que me programé para eso, en fe, confesé y siempre creo que Dios me protege de todo, así que mi mente y espíritu rechazó el virus, además, físicamente estoy listo. Siempre hago ejercicio y seguramente mi oxigenación y defensas están aprestos para cualquier guerra.

No te puedo asegurar que te vas a librar del mal, de cualquier tipo, pero tú decides cómo enfrentarlo; y lo más relevante, si le crees a Dios, eso negativo (en este caso positivo), esa enfermedad o ese ataque, van a ser insignificantes porque tu protección es mayor.

Se trata de una convicción, por eso no es para todos, pero si estas leyendo esto, ojalá te sirva y te anime.

Hice la cuarentena sin síntomas, por respeto a los demás. Esos días fui más productivo en soledad, pero me hastié de los vasos y platos de duroport. Valoremos la libertad y agradezcamos la salud de cada día.  

22 FORMAS DE INICIAR EL AÑO 2022

Por César Pérez Méndez

Hay muchas formas de comenzar un año, pero este 2022, debe ser de esta modo:

1. Agradecido

2. Expectante de lo bueno

3. Con mente positiva

4. En fe

5. Planificado lo que viene

6. En victoria

7. Dando lo mejor de uno

8. Meditando

9. Amando

10. Riéndonos

11. Relajados

12. Ejercitándonos

13. Leyendo

14. Visionando lo mejor

15. Orando

16. En acción

17. Diseñando futuro

18. Dándonos la oportunidad

19. Confiando

20. Compartiendo

21. Abundante

22. Expansivo

¡Ten cuidado con lo que desees, no sea que se te haga realidad!

Las ideas en las madrugadas son gratis, no te pierdas los amaneceres. Foto: César Pérez Méndez

EL TIEMPO NOS DA LA RAZÓN: AHORA LA VIDA ES DIGITAL

No es que hayamos tenido una bola de cristal, sino que nos adelantamos al futuro. Cuando cerré el medio impreso en el que laboré por más de 17 años, en el año 2017, muchos pensaron que habíamos fracasado, pero no, lo que hicimos fue evolucionar antes de tiempo.

Nos adelantamos al futuro y lanzamos un medio de comunicación pionero, el diario digital La Voz de Xela, ahora, cuatro años después, estamos cosechando el resultado del riesgo, de la aventura, de ser los primeros en dar el paso.

Vimos en el horizonte, hace cuatro años, que los formatos tradicionales de la comunicación estaban cayendo en picada y para no administrar la crisis, tuvimos un punto de quiebre: resurgir con una nueva marca, bajo un mismo espíritu periodístico de servicio. Cuando lo hicimos, algunos criticaron, otros dudaron, inversionistas, marcas y amigos, pero el tiempo no ha dado la razón y hoy somos predicadores del lema: la vida es digital. Los medios en consecuencia son digitales. Sumamos más de medio millón de seguidores.

Este 12 de noviembre es histórico en el periodismo guatemalteco, porque uno de los grandes, da ese paso, el diario La Hora, pasa del papel a la vida digital.

Les auguramos muchos éxitos en este mundo cambiante, vertiginoso y creativo. La Voz de Xela hoy es el resultado de haber tomado el riesgo, de haber confiado, de haberse anticipado. La audiencia y su interacción, además de la confianza de las marcas, confirman que estamos en el propósito digital correcto: servir.

A La Hora, le irá bien, por dos factores, por su experiencia invaluable y por su lucha constante de informar con responsabilidad. ¡Ahora la vida es digital! Gracias por ser parte.

Última portada impresa del diario impreso La Hora. Anuncian que pasan a la vida digital.

Portada del diario digital La Voz de Xela.

“Si soñar es gratis, para que soñar pequeño”

PUNTUAL

Hay historias que además de contarse, deben compartirse; una de ellas es la de Marcos Andrés Antil, maya q’anjoba’l, huehueteco, guatemalteco. Se presenta como autor del libro autobiográfico Migrante.  

Este sábado se encuentra en Xela, y cuando le pregunté, dice que además de presentar su libro, anda buscando inspiración.

En una conversación de 45 minutos intentamos resumir una vida contada en un libro de 302 páginas. Imposible. Por eso, luego de ver la conversación, el siguiente paso es leerlo.

Marcos emigró a Estados Unidos solo cuando era un niño de apenas 14 años, hoy a sus 45, puede decir que no solo conquistó el “sueño americano”, sino que busca descubrir y promover “el sueño guatemalteco”. Y se fue solo, no porque quería, sino porque sus padres, unos años antes habían huido de la guerra interna desde su natal Santa Eulalia, Huehuetenango.

De la entrevista subrayo esta idea: “Si soñar gratis, para que soñar pequeño”, muchá, le dice a los jóvenes, se vale soñar. La importancia de soñar radica en que te abre la visión, te da visión y ya con ella, eres capaz de todo, porque cualquier barrera, se sobrepasa, y cualquier sacrificio vale la pena.

Fueron muchos años de luchas, esfuerzos, pero también momentos duros, los siete segundos que él llama, cuando pensó en ponerle fin a su existencia. Pero seguramente, dice, que fueron las peticiones de su mamá, de rodillas todos los días, lo que lo salvaron, rescataron y luego decir, sí se pudo, cuando se graduó de la universidad.

El libro Migrante tiene ADN en sus páginas, porque además de enseñanzas, tiene un propósito grande que es explicar de dónde venimos, para la valoración de nuestra identidad y para convertirla en nuestra mayor fortaleza.

Por ello su exitosa empresa de desarrollos digitales para mercadeo de internet y arquitectura de sitios web, con operaciones en Estados Unidos, Colombia y Guatemala, se llama XumaK, que significa florecer en q’anjob’al.

Comparte que le encanta el mundo digital porque no hay fronteras, no hay norte ni sur. Hay tanta libertad como oportunidades.

A los emprendedores les dice que si van emprender, primero que tengan fe, y éntrenle con todo, no con un 5% o un 99%, debe ser con todo.

PUNTO FINAL. A todos, estés donde estés, hagas lo que hagas, nos deja la invitación de florecer, para lo cual no hay lugar para rendirse.

Aquí puedes ver la entrevista completa:

Panel y premiación de la primera edición del Premio Regional en Periodismo en Sostenibilidad

Panel y revelación de los ganadores del Premio Regional en Periodismo en Sostenibilidad organizado por Progreso.

Hoy tuve el privilegio de participar en el panel y premiación de la primera edición del Premio Regional en Periodismo en Sostenibilidad organizado por Progreso.

El panel aborda los desafíos que existen para comunicar la sostenibilidad. Los participantes son: Carolina de Asturias, decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad del Istmo; Christian Blank, CEO de Prensa Libre; César Pérez Méndez, director general del diario digital La Voz de Xela; Alejandro Langlios, director de ComunicarSE de Costa Rica; y Juan Pablo Moratoya, director ejecutivo de CentraRSE.

Los ganadores del Premio Regional en Periodismo en Sostenibilidad son:  

  • Primer lugar, Natiana Gándara, de Prensa Libre, Guatemala.
  • Segundo lugar, Rocío Ballestero, de la revista Suma de Costa Rica.
  • Tercer lugar, Luis Fernando Arévalo, de la revista Construir de Guatemala.
  • En la categoría de Periodista Novel, la ganadora es: Irene Rodríguez, de la Universidad de Istmo de Guatemala.

Están llorando…, ¿quién se murió?

Esta historia la tienes que leer hasta el final. Nos va a servir mucho.

Entremos al relato, pon atención.

Este es un hombre que trabaja mucho, duro, y casi no tiene tiempo para nada, ni para él.

Pero un día, por fin, decide regresar a su casa “temprano”.

Cuando va llegando a su casa dice, oh, sorpresa, qué está pasando aquí. De tan ocupado que ando, ni sabía que había fiesta en mi casa. Afuera hay varios carros, hasta de aquel familiar que ni me habla.

Qué raro, mejor pienso bien antes de entrar, de quién será el cumpleaños. De quién, de quién. Bueno, entraré…

Ijoles, qué pasó aquí, no es fiesta, están llorando… qué pasó, quién se murió. Hasta uno de los que me critica siempre, está aquí, con su cara triste. Quien está llorando es mi mujer, quién se murió… mi suegra, no, ella no, si es una mujer saludable.

Mejor me acerco a ver, ahí está el ataúd, me acerco más. Que terrible, soy yo quien está dentro de la caja, estoy muerto…

Por eso no me ven ni me escuchan. Me morí y ahora que ya no estoy vine a tiempo, vine temprano a casa, pero ya no tiene sentido.

Ahora qué va a pasar, mi trabajo, quién lo hará, mi dinero, mis cosas, mi familia, mis amigos, qué va a pasar. Ya no estoy, todo se acabó y ni me di cuenta.

Luego del velorio, lo entierran… y no es el fin.

Es un nuevo día y tendría que ir al trabajo, como de costumbre, de todos modos iré. Cuando llego, me doy cuenta que solo algunos comentan y lamentan que me morí. Así pasan los días, alguien más ocupa mi puesto, conforme pasan los días ya casi nadie me menciona. Hay nuevos trabajadores que nunca me conocieron ni conocerán.

Ya nadie se cuerda de mí. Pero la vida de todos sigue igual, algunos mejor otros peor.

Por mí no se detuvo el mundo. Piénsalo. Disfruta de tus días y de tu vida sin afanarte, esfuérzate pero lo necesario y vive.

PUNTO FINAL. El estrés de estos tiempos te roba la vida, organízate y prioriza para no vivir esta historia sin poder contarla.