El Arco de la Revolución de 1897 y el león significa valor, firmeza y fuerza del pueblo quetzalteco

Emblemático Arco de la Revolución de 1897. Así luce en el 2021, en el ingreso a Xela, por la zona 2. Foto: Celso López

Se lee y escucha con frecuencia decir el arco del Sexto Estado de los Altos, al referirse al arco del ingreso a Xela, por la zona 2. Pero no es lo correcto. La historia lo explica de otro modo, porque ninguna relación tiene con ese acontecimiento histórico de 1838 a 1840.

El arco de la zona 2 es en honor a la Revolución de 1897, por aquel levantamiento armado en contra del dictador José María Reina Barrios que pretendía perpetuarse en el poder, según la historia. Ese león que está arriba del arco significa el valor, firmeza y fuerza del pueblo quetzalteco para defender sus derechos ante la tiranía de aquel entonces. Ojalá nos acordáramos de ello con frecuencia para no claudicar en estos tiempos.

Aquel dictador provocó una crisis política, social y económica en Guatemala, por lo que hombres valientes desataron la Revolución en Quetzaltenango, pero les costó la vida a muchos ciudadanos. Reina Barrios ordenó asesinar al alcalde Sinforoso Aguilar y al empresario Juan Aparicio, por liderar la Revolución.

En honor a ellos y su lucha, se edificó un arco en 1898 y estuvo hasta 1953 cuando fue demolido por el paso de una carretera. Luego, para rememorar aquella gesta, se volvió a construir el que ahora conocemos y se terminó de edificar en el 2007.  Así que lo que tenemos y vemos ahora es una réplica del Arco original.

En resumen, lo debemos llamar apropiadamente: EL ARCO DE LA REVOLUCIÓN DE 1897 y recordar siempre que ese león significa el valor, firmeza y fuerza del pueblo quetzalteco.

En estos tiempos donde prevalece lo banal, nos hace falta conocer y entender el pasado, porque Xela siempre ha hecho la diferencia. Conocer la historia nos hace hombres y mujeres más aguerridos. Aquí sí aplica esta última palabra.

¡Quetzaltenango, tierra de valentía y no de sumisión!     

El original Arco de la Revolución de 1897. Estuvo de 1898 hasta el año 1953. Foto: archivos históricos de Xela

Día del Estudiante Universitario: el papel que te corresponde

EL PAPEL DE UN UNIVERSITARIO

Hoy 22 de mayo que se celebra el Día del Estudiante Universitario, se deben tener claras tres coas: primero, la meta, graduarte, porque es una realidad innegable, es una gran llave para abrir puertas de oportunidades.

No es solo un cartón como dicen, es un documento que te acredita, aunque no te garantiza. Cada uno es profesional a su medida.

Segundo, aparte de cultivar conocimientos, cultiva relaciones, porque luego convives en una comunidad en expansión.

Tercero, disfruta cada curso, cada semestre, porque son irrepetibles. No solo es leer y memorizar, es sentir y entender.

En línea o presencial, sé el mejor estudiante.

“Mi país” y la falta de sentido común del Inguat

PUNTUAL

Al Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) le voy a recordar tres cosas:

PRIMERO, que todo su presupuesto, mantenimiento y salarios, y todo lo que hacen, pero especialmente lo que dejan de hacer, lo pagamos los guatemaltecos con nuestros impuestos. Que no se les olvide que son un ente del Estado.  

SEGUNDO, en lugar de mejorar la imagen de Guatemala y promoverla, la perjudican con sus sentimientos e intereses espurios y mezquinos.

TERCERO, que mienten, porque para justificar la danza de millones de presupuesto, para la reciente Semana Santa dijeron que en el país hubo un movimiento de 2 millones 315 mil 887 personas como turistas nacionales, con gastos de 1,426 millones. ¿Ha de haber sido en su imaginación, la realidad es otra, por el tema del Covid-19 y por la situación económica?

Después de estos tres puntos, quiero expresarle al Inguat lo desagradable que son al haberle exigido a Ricardo Arjona que bajara de sus redes sociales el video de la canción “Mi país”, por alegar situaciones de derechos, ¿Cuáles, si Guatemala es de todos? Comprendo el punto, se refieren a los derechos de autor las imágenes mostradas en el video.

Hay un punto específico, pero menos importante, las regalías de este video, pero es más importante y destacado que se muestre el país al mundo en entero, por los millones de seguidores del artista más representativo de todos los tiempos de nuestra Guatemala Inmoral.

Arjona respetando “lo legal” ya bajó el video, aunque está compartido por muchos usuarios particulares en las redes sociales, ahora que llamen a todos y que les digan lo mismo; de estos últimos hay publicaciones que tienen muchísimas veces compartido.

Inteligencia le falta al Inguat, pero más sentido común, porque hubieran buscado un arreglo con el artista y su disquera Metamorfosis y no llegar a la triste eliminación del contenido que ya tenía millones de vistas.

Otra oportunidad como esta, de mostrar “Mi país”, nuestro país, nuestra Guatemala al mundo, dudo mucho que la consiga el Inguat, al menos en esta administración.

PUNTO FINAL. El Inguat está lejos de promover nuestro país y menos de amar la tierra del quetzal. Aparte de lo legal, esta institución que pagamos todos, debería ofrecer una disculpa por haber afectado la imagen de Guatemala ante el mundo: porque cada vez que alguien quiera buscar el video, le va a aparecer el desagradable mensaje de: no disponible. ¡Gracias Imbuat! Ya ni los quiero mencionar.

JF: perdió su oportunidad al no hacer nada en el primer año

PUNTUAL

Este viernes con 100 personas que llevó al Teatro Municipal de Xela para que le aplaudieran, el alcalde Juan Fernando “JF” López presenta su informe, no de labores sino de lo que no hizo y que ofrece de aquí en adelante.

Hace un año había cierta expectativa porque un exdirectivo futbolístico había llegado a la Muni de Xela, o porque se presenta como empresario, pero esa expectativa quedó lejos.

JF perdió ya su oportunidad, porque lo que haga de aquí en adelante será para “mostrar algo”, pero de ese empuje que necesita Xela con proyectos y cambios, no hay nada.

En 33 minutos no presentó nada, solo se lamentó de la situación del encierro por la pandemia, hablo de que hubo necesidad de comprar gel antibacterial y agradeció a quienes “sin intereses” le han regalado material y puesto su maquinaria para hacer algunos trabajos como los de El Baúl, cuando llegó por acá la Vuelta Ciclística.

Reconoció que no pudieron bachear las calles ni hacer proyectos de gran envergadura, por la pandemia. Pero dice que en tres meses más veremos calles nuevas y que hay tres puentes en construcción.

El señor alcalde sabe de los problemas de Xela, pero no los puede resolver. Esto dijo en su discurso: Xela tiene problemas de más de 50 años, como la electricidad, calles y drenajes con más de 47 hundimientos. Es decir que no necesita asesores para trabajar y eso se resume en dos cosas: planificar y ejecutar.

A pesar de que no ha hecho nada significativo, expresó que tiene “la capacidad empresarial y la voluntad política”, pero de eso no se ve ni una ni otra cosa. Y ojo, porque no solo es el alcalde, Xela tiene un Concejo municipal pésimo, apático e inoperante. Los concejales y síndicos también deben dar cuentas de lo que no están haciendo. Todos ellos ganan dietas por sesiones donde no aportan ni resuelven. Ellos junto al alcalde desperdiciaron el primer año de cuatro.

Tienen tres años para justificar y cambiar o seguir condenando a Xela en el letargo. La sociedad en general, vecinos, Cocodes, grupos organizados, le deben exigir más y no ser cómplices con el silencio.

El alcalde terminó pidiendo que no los juzguemos por sus palabras, sino que por sus hechos. La conclusión que sea de cada ciudadano que vive en esta ciudad.

21 acciones para conquistar el éxito en el 2021

Por César Pérez Méndez

1. Cambiar de mentalidad.

2. Protegerte, porque sin salud no hay nada.

3. Ser más positivo.

4. Traducir planes en acciones.

5. Pensar antes de actuar.

6. Levantarte una hora antes de lo acostumbrado.

7. Tener una agenda diaria y mensual.

8. Estar enfocado.

9. Ser más productivo.

10. Hacer algún tipo de ejercicio tres veces por semana.

11. Comer más sano y natural.

12. Compartir tus bendiciones con los demás.

13. Tener fe en Dios.

14. Orar y esforzarte cada día.

15. Ser más diligente.

16. Hacer cosas sin que te las pidan.

17. Amar incondicionalmente.

18. Perdonar y olvidar lo malo.

19. Leer todos los días al menos 15 minutos.

20. Hacer solo lo que te gusta.

21. Mirar siempre en alto, pero sin altivez.

¡En el nombre de Jesús, te decreto un feliz y exitoso 2021!

Adiós al comisionado de la Coprecovid, al Centro de Gobierno y al año viejo

PUNTUAL

Al este año le quedan solo 22 días y parce que van a ser suficientes para que algunas cosas se acomoden y otras se eliminen.

Ojalá este 2020 se llevará todo lo malo, desde el virus hasta las farsantes instituciones públicas y sus funcionarios.

La gente está cansada ya de tantos abusos, bochornos y saqueos. Por eso las protestas siguen, hoy les tocó a los vecinos de los 48 Cantones de Totonicapán, quienes bloquearon la ruta Interamericana por varias horas y expresaron sus malestares por lo que está sucediendo en el país.

Todo lo que pasa no es por casualidad, algo lo provoca y tiene un titiritero. Ojo.

El señor del corbatín, Edwin Asturias, ayer presentó su renuncia como jefe de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid-19 (Coprecovid), algo que no preocupa ni sorprende, porque este ente fue creado para limitar también en sus funciones al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social. Así como hizo el Centro de Gobierno que suplantó las funciones del vicepresidente Guillermo Castillo.

Hay instituciones que nunca debieron ser creadas, pero algo tenían que justificar y por eso las crearon, pero por su retorcido fin, cada una llega pronto a su fin. La Coprecovid (espero que, con la renuncia del comisionado, la cierren) y Centro de Gobierno se van con el año viejo.

A pesar de que no han anunciado el cierre de la Coprecovid, ojalá le dieran su despedida y fortalecieran el Ministerio de Salud para seguir trabajando contra la pandemia.

Que el 2020 se lleve todo lo malo y que el 2021 sea el año de la esperanza y las oportunidades.

Así fue el festejo del 50 aniversario del Cunoc

María Paz Cabrera, directora general del Cunoc, y Murphy Paiz, rector de la Usac, en la celebración de los 50 años del Cunoc.

PUNTUAL

Ayer tuve el privilegio de conducir el magno evento de conmemoración de los 76 años de Autonomía Universitaria y el 50 aniversario del Centro Universitario de Occidente (Cunoc) en una actividad como nunca nos habríamos imaginado un año antes, solo con la presencia de autoridades universitarias y el público por medio de las plataformas digitales.

El Cunoc es protagonista de la educación superior en la ciudad de Quetzaltenango, no solo por ser la única estatal, sino que por tener más de 18 mil estudiantes matriculados. Y ahora por la situación de la pandemia, más aspirantes se sometieron a los exámenes virtuales y se estima que para el 2021 se rebase la cifra histórica de 20 mil estudiantes.

La conmemoración del aniversario queda grabada en la historia por dos razones, por ser medio siglo de servicio a la sociedad y por cumplirse en medio de la pandemia que vive el país por el Covid-19.  

La ceremonia estuvo presidida por el rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala, Murphy Paiz, y la directora general del Cunoc, María del Rosario Paz Cabrera, junto a otros integrantes del Consejo Superior Universitario, Consejo Directivo del Cunoc y directores de división y jefes de dependencias.

El rector entregó en el acto dos plaquetas conmemorativas a la directora general María Paz por los 50 años del Cunoc, en medio de un ambiente musical que estuvo a cargo de la Estudiantina del Cunoc y de la Centenaria Marimba Ideal “Domingo Bethancourt” Patrimonio Cultural de la Nación que estrenó melodías, entre ellas, Alerta del maestro Román Bethancourt y Luz de la maestra Yareny Bethancourt.

El Cunoc ha dado mucho, pero puede seguir dando si tiene el apoyo de las autoridades universitarias y respaldo presupuestario del Congreso, porque solo dos facultades del Campus Central no están representadas localmente.

El presupuesto constitucional del 5% para la Usac es un deber del Estado para apoyar la educación superior y que esa inversión se traduzca en ciudadanos más productivos en un país que busca el desarrollo integral.

Además de las carreras de pregrado, el Cunoc desarrolla una amplia oferta de maestrías y doctorados desde el Departamentos de Estudios de Postgrado.

Como dato histórico, el 5 de diciembre de 1970 fue creado el Centro Universitario de Occidente con carácter experimental, con el objetivo de impartir la educación superior y crear nuevas carreras de acuerdo con las demandas y necesidades de desarrollo del Suroccidente del país. Ese propósito sigue vigente.

De cara al 2021, la educación superior debe fortalecerse en lo virtual, pero atendiendo los laboratorios, talleres y practicas profesionales con los protocolos necesarios de salud. La educación superior dentro de cuatro paredes es cosa del pasado, ahora se abre un mundo de oportunidades en la virtualidad donde para alcanzar el éxito se necesita disciplina en el manejo del tiempo y una mente abierta.

¡Que viva el Cunoc en su 50 aniversario!

Conmemoración de los 50 años del Centro Universitario de Occidente -Cunoc-.

Los vientos de noviembre

Los ciclos son perfectos porque el primer día de noviembre comenzamos a escuchar y sentir un viento de fin de año.

Cuando digo que son perfectos es porque tienen un Creador. Todo lo que existe fue creado.

Noviembre es la oportunidad para vivir y sentir que seguimos aquí en este caminar del tiempo que es temporal.

Una postal del tiempo cuando la mayoría duerme. Foto: César Pérez Méndez

UNA NOCHE NOSTÁLGICA EN XELA

Es la sensación de que todo termina, hasta el toque de queda. A partir de mañana será cosa del pasado esta medida extrema que nos tocará contar a las próximas generaciones. Ojalá este tiempo haya servido de mucho en tu vida personal, que hayas valorado la libertad y que a partir de ahora la valores con responsabilidad. Con el Covid-19 no todo es malo, nos trajo un punto de quiebre; el punto ahora es qué rumbo tomaremos.

Ya se va septiembre, ¿se acaba el tiempo?

PUNTUAL

Para escribir las siguientes líneas, esta madrugada redefinía mi concepto del tiempo.

Se está acabando septiembre, no hubo desfiles ni feria, pero son eso, simples actividades. Se terminan los días, los meses, los años, la vida, pero el tiempo permanece para siempre.

El hombre le puso un tiempo al tiempo, lo vemos con un reloj y calendario. Pero el tiempo no se termina, es infinito, como el creador de todo, Dios. El tiempo es la eternidad.

El Todopoderoso no tiene principio ni fin, permanece para siembre. De ese modo es que debemos entender el tiempo. Es un fluctuante desde antes y para siempre.

Por eso ahora que se termina el noveno mes del 2020, debemos reflexionar sobre la finalización de una página más del calendario, se trata de cómo consumimos nuestra vida en el tiempo, no al revés como al algún momento creemos. Lo que tenemos es un tiempo de vida.

Ahora recuerdo a Pepe Mujica, expresidente de Uruguay, cuando dice que no compramos las cosas con dinero, sino que, con tiempo de vida; es verdad, porque son nuestros días a cambio de lo que logramos en esta existencia.

Como es un trato -contrato- individual con el tiempo, cada uno decide qué hacer y qué clausulas poner. Yo al tiempo decido darle vida, salud, ejercicio y esforzarme cada día para ser productivo en todos los ámbitos.

Que el tiempo no pase por mí, ni por ti, sino que tú debes pasar por el tiempo para marcarlo y hacerlo significativo. Esto es personal.

Por eso a mis amigos y lectores les deseo que tengan un buen cierre de septiembre y que el último trimestre del 2020 que inicia mañana sea de muchas bendiciones y lleven al año a un buen balance. En estos últimos meses hemos tenido buenas lecciones para la vida y para ser mejores. El Covid-19 nos vino a dar la oportunidad de trascender o sumergirnos. Es otra decisión personal.

Que este nuevo tiempo sea como el vuelo del quetzal, que remonte más que el cóndor y el águila real.

El tiempo no es de nadie, pero tú decides qué hacer con tu tiempo que cada segundo y minuto se te agota. ¡Qué valga la pena!

Luna de Xelajú parte de la eternidad. Foto: César Pérez Méndez